viernes, 18 de diciembre de 2015

Star Wars VII: Secuela y Remake

Hoy en viernes de sonante y disonantes traemos un artículo de “miércoles de buen cine”, solo porque a veces el buen cine trasciende las fronteras rígidas que los ingenieros nos ponemos en estos blogs.

Y por supuesto esta semana había que hablar de la película más esperada de este siglo, Snoopy - Charlie Brown, pero ya que no me la he visto me tocará hablar de la que me vi ayer, Star Wars VII el despertar de la fuerza.

No es mucho lo que se pueda decir si hacer spoilers, pero como un medio fanático de la saga, debo decir que han logrado ambientar esta película como las películas viejas, hace “sentir” todo lo que se sentía en esas primeras películas (Episodios IV, V y VI), algo que se había perdido en la posteriores (anteriores), donde se enfocaron aprovechar al máximo la mejor tecnología del momento. En esta es evidente que el afán no era aprovechar la mejor tecnología de efectos especiales del 2015, sino revivir todo el romantisismo ochentero. Creo que usaron toda la tecnología para parecer lo mas vintage, y en eso, lo hicieron sorprendentemente bien.

Por supuesto, era inevitable que por la forma que está hecha, haya montones de Easter Eggs, y no vale la pena de hablar de los más obvios (que casi ni son Easter Eggs), pero sí de los pequeños detalles, como el cameo de medio segundo que hace la bola de entrenamiento que usó Luck en el Halcón Milenario.

En resumen, esta secuela me deja un sabor de boca inmensamente mejor que las precuelas, realmente me gustó. Y pues es un buen inicio para volver a iniciar la saga.

Ahora si viene el spoiler, así que solo sigue leyendo si ya te viste la película, o si te vale verga la vida, pero esto que sigue es tal vez lo que más ganas tenia de decir.

Y sé que alguna que otra película lo ha intentado, pero esta es la primera vez que veo que una misma película logra ser un remake y una secuela, y lograrlo memorablemente en ambos sentidos (ya Sama me corregirá si alguna película lo logró mejor). Tal vez Star Trek lo intentó, pero casi con trampa, diciéndote de frente que volvería en el tiempo. Acá no es así, acá te dicen de frente que es una secuela, incluso aparecen viejitos los de las películas anteriores, y sin volver en el tiempo, vuelven y hacen Episodio IV. 

Y me imagino que esto que estoy diciendo es obvio para casi todos los que han visto la película, pero la verdad es que Episodio IV y VII son la misma película, prácticamente exactas. Son fáciles de contar juntas: 


La rebelión consigue un mapa vital, y lo esconden en un robot (adorable), que cae en un planeta desértico, el cual es encontrado por una persona joven poderosa en La Fuerza (aunque aún no lo sabe) y decide llevar ese robot a la base de la rebelión y viaja… a cómo no, en el Halcón Milenario, y aunque en un inicio no quiere, Han Solo termina ayudando en ese proceso. Por supuesto esa persona joven adepta a la fuerza adquiere el sable construido por Anakin. Detrás de todo, el problema es que hay un arma gigante (del tamaño de un cuerpo celeste) que destruye planetas, comandado por un malo maloso que se viste de negro y usa casco y máscara negra con un parlantico que le vuelve más grave la voz, pero que pertenece a la familia. Casualmente dicha arma volará en una estruendosa explosión en el vacío si se le da un golpecito en el talón de Aquiles, lo que es logrado por unos minúsculos cazas de batalla. Al final Leia los recibe y les agradece por todo lo logrado, y esa persona joven (que a lo largo de la película se ha ido dando cuenta de los poderes que le da La Fuerza) decide salir a buscar al último Jedi existente para iniciar su entrenamiento. 


Así que nada, espero se disfruten la película, y que la fuerza los acompañe.

Continuar leyendo!

lunes, 14 de diciembre de 2015

Very Murray Christmas

Hace varios años (unos 7) salió una película llamada "La Elegida", un film basado en el libro "el animal moribundo", del cual me han dado muy buenas referencias. No se por que esa película no tiene entrada en este blog, pero es una película interesante. Hay que resaltar que esa película hace méritos por si misma, pero hay algo que la hace interesante de una forma muy privada en este blog, y es que varios de sus participantes se la vieron de forma independiente, y cada uno llegó a una conclusión similar. Algo así como "marica, ese personaje es la versión sesentona de Mauro Z", papel muy bien interpretado por Ben Kingsley por cierto.

No se si la opinión continúe siendo la misma, pero en caso de que esa película sea una premonición, y llegue a mi vejez un poco bohemio y un poco solitario, me imagino que una de mis navidades podría ser del estilo "Very Murray Christmas", una de las muchas obras privadas que ha estado sacando Netflix.

¿De que trata? pues de eso, de Bill Murray en una navidad, tratando de hacer un show (si, de navidad) que le toca cancelar, y cómo termina en un restaurante de un hotel pasando esa navidad con los que por ahí se encuentran.

Advierto, recuerden que este es un "Lunes de Mal Cine", así que solo debo decir que les recomiendo esto, solo en caso de que sean capaz de soportar 50 minutos de un muy mal musical, pero al estilo Bill Murray.

Por cierto, creo que la mejor parte fue la canción "Noche de Paz" cantada por Miley Cyrus... hay que reconocer que la chica tiene buena voz.



Y ustedes, ¿cómo se imaginan la mas bizarra de las navidades que en realidad podrían pasar?

Continuar leyendo!

miércoles, 17 de junio de 2015

Que taxista tan atravesado!

Ayer me pasó que venía conduciendo por el trancón típico del final de la tarde, tratando de llegar a mi destino con paciencia y resignación, y escuché acercarse una ambulancia; hice lo lógico (para mí), que fue ahorillarme tratando de dar el máximo de espacio en la mitad del carril para que pasara la ambulancia. Para mi sorpresa, el espacio lo "aprovechó" un taxista, que luego se dedico a cerrarle el paso a la ambulancia, a propósito.

Para que se ofusquen como me pasó a mí, les dejo el video:

Esto lo grabé gracias a una aplicación que descargue en mi Android; hay varias, así que no pienso promocionar ninguna.

P.D. Alguien me recriminó que porque tan grosero, la verdad podría haberle quitado el volumen a la grabación, pero por una parte quería dejar constancia de que la Ambulancia en realidad SI traía la sirena encendida, y que al contrario de la opinión de algunos, soy humano y tengo sentimientos. En este caso los sentimientos incluían groserías.

Continuar leyendo!

jueves, 3 de abril de 2014

¿Que te vencerá quien?

Hoy tras un letargo largo de Jueves del Aleph, traigo la siguiente frase:

“La disciplina tarde o temprano vencerá a la inteligencia”

Esta frase me la hizo llegar una compañera en una conversación que tuve esta semana, pero por supuesto no es la primera vez que la escucho. Aunque la he escuchado muchas veces, recuerdo especialmente una charla que tuve con una amiga tras salir de un concierto de la filarmónica (que por supuesto no recuerdo que tocaban, o tal vez ni tuve idea nunca). Sus conclusiones eran sencillas, y consisten en el análisis principal de este Aleph.

Para los que no lo recuerden o nunca lo han sabido, una de las principales características de un Jueves del Aleph, es que tomamos frases, historias, moralejas o lo que sea, analizamos su significado (el principal, el objetivo por el que fue construido), pero tras ese analizamos que otros significados podría tener, básicamente verlo desde todos sus puntos de vista, como si lo estuvieras viendo en el impresionante Aleph que nos relató alguna vez Borges.

Teniendo en cuenta esto, hagamos el análisis principal. “La disciplina tarde o temprano vencerá a la inteligencia” es una frase “motivante” para que perseveremos y seamos juiciosos en lo que hacemos. En la discusión que comentaba comparábamos a unos violinistas, y mi amiga me comentaba que conocía a un muchacho realmente brillante, que tomaba el violín y le sonaba maravillosamente sin mucho esfuerzo, pero por eso mismo era más bien “dejado”, no muy juicioso, más bien disperso que no se exigía demasiado. Entonces ella estaba convencida que otros de los violines que estaban tocando en ese momento, tal vez eran mejores que él, porque eran personas que practicaban muchas veces al día y a punta de perseverancia y de disciplina, vencían al que sólo tenía talento.

En resumen:

Interpretación 1. El que tiene talento o inteligencia promedio, con disciplina podrá superar al que tiene mucho talento o inteligencia pero no tiene disciplina.


Curiosamente, cuando mi compañera me la mandó esta semana, yo inmediatamente la entendí de otra manera. Estábamos hablando de cómo en donde ella está todos son unos ñoños que llegan súper temprano a trabajar y muy juiciosos, y ella me mandó esa frase (creo que dándose ánimo para seguir el ejemplo), pero no pude evitar entenderla de la siguiente manera:

Interpretación 2: Por muy inteligente que seas, si te meten suficiente disciplina terminarán venciendo tu inteligencia para que sigas siendo solo un autómata que sigue órdenes. Es algo que los que tienen el poder siempre han querido de la masa, que no piensen, que solo trabajen incansablemente.

Y es que esa ha sido una discusión de tiempos inmemorables. Como a los niños les van coartando la creatividad a través de la disciplina, y eso extrapolado, como a cualquier empleado de una empresa que quiera pensar diferente, vestir diferente, en general, pensar diferente, es necesario recalcarle disciplina de manera constante y contundente hasta que deje de pensar por sí mismo, y termine haciendo exactamente lo que se espera de él, osea, que sea efectivo en su trabajo, que no sorprenda, que no sobresalga, que no critique ni cuestione, que toda esa energía que podría ocupar en eso la ocupe en tratar de llegar temprano, acostarse temprano, mantener su pelo y su vestimenta apropiadamente… y si tiene mucho tiempo libre, que ocupe su cabeza en rituales repetitivos e incluso entregue parte de su salario a la entidad que le hace repetir esos rituales repetitivos a cambio de la salvación de su alma. Y por supuesto, que se case y tenga hijos para que se ocupe más en tener recursos para poder sostener esa familia, que en pensar por sí mismo.

Bueno, creo que esto ya parece una crítica social, ni que lo fuera, cómo vamos a criticar esta maravillosa sociedad (por sí el Gran Hermano está leyendo), así que para no seguirnos llendo por las ramas, pensemos en otras interpretaciones.

Interpretación 3. Es una frase que te guía a tomar una decisión de cuando necesitas esa ganancia. Porque si es “tarde o temprano”, en realidad quiere decir que en general se va a tomar mucho tiempo, con una alta probabilidad de que se sea más tarde que temprano, y cuando es tarde, puede que sea demasiado tarde. De qué nos sirve que la disciplina nos lleve al punto de superar al mejor guitarrista si en ese punto nos empieza el Parkinson? o de qué nos serviría tratar de superar al mejor cantante si en ese instante nos da un derrame cerebral? Puede que todo lo que queramos es que temprano tengamos la ganancia, y luego pongamos a producir esa ganancia y jubilarnos jóvenes, si es así apostémole más al talento.

Interpretación 4. Si lo que tienes es disciplina, sólo compite con la inteligencia muy en la mañana o muy en la noche, ya que tarde o temprano es que la vencerás, tarde porque la coges cansada, y temprano porque no se ha terminado de despertar.

Interpretación 5 (corolario de la 4): Si tienes talento, trata de enfrentarte a los disciplinados solo a medio día.

Interpretación 6. Es importante que la disciplina demore en llegar (tarde), ya que si no es así, temprano vencerá a la inteligencia. No sé qué súper poder tendrá temprano para vencer a inteligencia, pero está claro que es un poder que está limitado a que disciplina no se retrase.

Interpretación 7. Teniendo en cuenta que temprano es un cultivo donde sus frutas se cosechan antes de tiempo, podríamos entender que tarde es un cultivo donde se sus frutas se cosechas sobremaduradas. Siendo así entendemos que o se vence a la inteligencia en un cultivo de frutas inmaduras, o este bombardeará a la disciplina y lo dejará bañado en fruta podrida.

Estas son las primeras 7 interpretaciones que se me ocurrieron. Ahora queridos lectores (si, ustedes dos), ¿se les ocurre algo más?

Continuar leyendo!

miércoles, 2 de abril de 2014

Aires de Esperanza

Buen día lectores del Manual de Instrucciones. Es necesario desempolvar de vez en cuando este blog, ya que el hongo tecnológico es mucho más difícil de quitar y es inevitable si lo dejamos demasiado tiempo quieto. Así que hoy les traigo una entrada de Miércoles de Buen Cine, sobre la Película Aires de Esperanza. Interesante película. 

 La verdad es que por el nombre no me había llamado ni un poco la atención de vérmela, pero en algún momento vi el trailer, y aunque no prometía ser la gran cosa, pues al menos parecía una historia bien contada, así que me decidí y la fui a ver. La primera sorpresa fue encontrarme la sala completamente llena. No sé si es un reflejo que no hay nada bueno en cine, o si en definitiva la gente no solo paga por ver bala. Ya me había pasado cuando me fui a ver Philomena que es evidente la diferencia de público. En Philomena el público era mucho más adulto (y por mucho más adulto me refiero a una sala pequeña, no tan llena, y con muchos bastones por ahí). Y en este caso pues muchas parejas, posiblemente es el tipo de película con que los chicos esperan complacer a las chicas o con las que les están pagando por ellas tener que aguantar tantas pelis de superhéroes. 

 Aun así, la pelí me gusto. Si, es un drama, básicamente un síndrome de Estocolmo, donde la secuestrada y su hijo se enamoran de su secuestrador, pero claro, en la película queda claro por qué, si es todo un papi, viene con todo el combo, tiene cara de malo (y no solo cara porque viene huyendo de la cárcel por asesino), pero lava, plancha y cocina… en fin. Más allá de lo forzado que sea eso (digamos que estadísticamente no es imposible) la película es impecable en varios aspectos, tiene un excelente manejo de cámara, y sin tener grandes ni hermosos escenarios tiene una fotografía genial, además con una narrativa ni demasiado lineal ni demasiado forzada, la historia se va contando y tu la vas siguiendo cómodamente sentado en tu silla. 

Evidentemente no es una de las joyas del séptimo arte, ni iba a ser nominada a nada de nada, pero es una película bien hecha que se deja ver y te entretiene, mientras no te estrese demasiado escuchar la sosa voz en off de Peter Parker (el looser famoso, no el amazing desconocido) que es quien cuenta la historia (desde mi punto de vista, tal vez su mayor desacierto).

 ¿Ya se la vieron? ¿Alguna opinión que comparta o contradiga esto? ¿Alguna otra peli que recomienden reseñar para el miércoles de buen cine o el lunes de mal cine?

Continuar leyendo!

lunes, 25 de noviembre de 2013

Wanderlust

Bueno, este blog casi cierra el año con una sola entrada. Y sí, parece que la vida nos atrapó y nos quitó el espacio para escribir. Lo bueno del Manual, es que siempre está ahí. Y de vez en cuando uno encuentra un espacio para liberar las tensiones y dejar un par de palabras por ahí, en el espacio electrónico para cualquier desprevenido que se quiera topar con ellas.   En esta ocasión, quiero advertirles de los peligros del estado anémona  que se generan cuando se quiere ver televisión, no pensar en nada y relajarse un poco. Una comedia es idea para este estado. Y me ha salvado en más de una ocasión. Es como estar en “the nothing box” con cosquillas frecuentes que te hacen soltar una sonrisa. Sin embargo, como anticipaba, es peligroso. Uno puede toparse con algo como esto: Wanderlust. Ni siquiera recuerdo el nombre que la televisión le dio en español, porque mi cerebro hábilmente ha intentado borrarlo.

Esta dizque comedia, es de lo peorcito que he visto en buen tiempo (había tenido suerte con las películas seleccionadas últimamente). O tal vez, ya no entiendo el sarcasmo gringo. El punto en esta especie de historia, en la que han inventado unos personajes inverosímiles que viven en un mundo (aldea), en el cual se alejan de las cosas materiales, comparten todo, y eliminan los paradigmas sociales, que te apenan, es que toman a un sujeto de New York (en realidad una pareja interpretados por Paul Rudd y Jennifer Aniston) y los someten a esta vida. Inicialmente, se supone que debería ser gracioso, como un tipo con reglas de la gran ciudad no puede defecar privadamente en un baño porque es normal que le charlen al lado y no existan puertas, o que un nudista escritor ande por ahí dándole abrazos. Pero no lo es. Tampoco es molesto o perturbador. Simplemente no genera ninguna emoción. Es probable que el efecto lo haya causado el doblaje al español, pero lo dudo. Creo que la historio es un poco absurda. Hubiera preferido que fuera más una crítica al espíritu consumista norteamericano, o que el personaje principal aprendiera algo y cambiara, o que tal vez fuera muy muy absurda, para reírse de la caída o el golpe.

Pero no. Nada de esto. Definitivamente esta película no es lo suficientemente graciosa para hacerte reír, ni lo suficientemente seria, para tomarla en serio. Menos mal que mi estado anémona me salvó y pude dormitarla a gusto. También viendo mal cine se disfruta.

Continuar leyendo!

martes, 2 de abril de 2013

INSTRUCCIONES PARA EMBRIAGARSE CON UN CUBALIBRE DE 2.50

Sama es uno de los pocos con los que he compartido y disfrutado de unos Dry Martinis, por tal motivo él es de los pocos amigos cercanos que podría entender como los disfruto, y como un Dry Martini es una excelente compañía tanto para una charla, como para un espectáculo. Por lo mismo lo normal es que nos tomemos unos… cuatro Dry Martinis antes de que nos empiece a hacer efecto real y nos detengamos ya que una buena charla no requiere de una mala borrachera.

Por eso es especial este Martes de Instrucciones y Pasos, ya que siguiendo fielmente estos pasos, es posible que terminen realmente prendidos con tan solo Dry Martini y medio mientras disfrutan de un Cubalibre de 2.50

1. Ir a Bogotá (este paso se puede obviar si ya estás en Bogotá).

2. Comprar una boleta para una función en Casa Ensamble. Ojo, no aplica si es una función como “El Club del Tropel”. Tiene que ser algo como “A 2.50 la Cubalibre”, “Cabared”, o alguna otra donde haya excelentes actrices que tengan el plus de salir ligeras de ropa.

3. Entrar a la sala y antes de empezar pedir un Dry Martini.

4. Disfrutar embelesado el espectáculo mientras dejas salir esa risa que sueles tener contenida porque pocas cosas se la merecen tanto.

5. Dejar que en la mitad de la obra Jenny Osorio, Cony Camelo u otra hermosa actriz se acerque por detrás y te acaricie un poco el pecho mientras recuesta su semidesnudo cuerpo a tu espalda, para luego hacerte un corto masaje.



6. Observar como tu novia interactúa con la actriz nombrada, mientras entre las dos hacen los arreglos para un próximo trio. (Nota: Las instrucciones de cómo conseguir una novia así aún no han sido publicadas por lo extensas y complejas que serían, pero esperamos que pronto logremos construir una versión publicable).

7. Aceptarle el ofrecimiento a la inocente mesera de un segundo Dry Martini (este es de los pasos más fáciles, estarán aconductadas para ofrecerlos siempre que acaben el primero).

8. Cuando vayas por la mitad del segundo Dry Martini, permite que la actriz escogida en el punto cinco regrese y te robe a ti y a tu novia del asiento, para dejar claro ante todo el público que van a hacer efectivo el trio ya negociado. Este punto es de los más importantes y extensos, dejen que los suban por las escaleras, que se encierren contigo en el baño mientras hacen las debidas insinuaciones, se ponga tus gafas y el sombrero de tu novia, luego te saquen y te hagan voltear por todo el segundo nivel del recinto agarrado a su semidesnuda cadera, para encerrarte de nuevo en otras locaciones privadas.

9. Permitir que otra actriz entre desprevenidamente (por ejemplo, si están con Jenny, pues la que entre puede ser Cony) y observar, a medio brazo de distancia, como entre las dos se dan un sutil pico en la boca solo para tu deleite y el de tu novia.

10. Dejarte llevar de la mano hasta tu mesa y sentir como las vueltas por el escenario y el voltaje creado se van fusionando para que ese poco alcohol (el exacto de un Dry Martini y medio) se te suban a la cabeza y quedes embriagado de buen licor, de buena actuación, de hermosas mujeres y de descubrir como a dónde vas, casualmente, terminas haciendo interesantes tríos.

Así que mi recomendación es, no se pierdan “A 2.50 la cubalibre”, disfruten de su coctel favorito, y descubran a que parte del nirvana son arrastrados por el arte que en Casa Ensamble pueden encontrar. ¿A alguien más se le ocurren otras alternativas para embriagarse con poco licor?

Continuar leyendo!