lunes, 5 de noviembre de 2007

El lado oscuro del corazón

Hace algún tiempo, intercambiando correos de mal cine con un amigo, me envió su apreciación de una de las peores películas que me he visto (lamentablemente):



El lado oscuro del corazón (1992), dirigida por Eliseo Subiela, es una cinta de culto para miles de personas que bordean los 30 años. Yo la vi por primera vez en la cinemateca de la Universidad del Valle en 1994 y la odié con toda el alma, por lo que tratando de desligarme de los prejuicios de esa horrible primera impresión la volví a ver hace unos días y casi daño el televisor de la casa al tirarle de la rabia una chancla.

La película tiene buenas intenciones, no lo niego; incluso los poemas de Benedetti son soportables. Pero las metáforas poéticas hechas imagen –núcleo central del filme- son de un nivel tan alto de cursilería y mal gusto que sólo quienes ostentan almas superficiales y facilistas pueden considerarlas auténticas expresiones artísticas y sentirse conmovidos.


Eduardo Posada


Ahora, no hay mucho que adicionar a esto, es justo lo que yo habría dicho, pero mejor.
Se que esto va a levantar ampolla en muchos contemporáneos, y llevará al suicidio (o a mi homicidio) a otros más jóvenes, pero precisamente de eso trata esta columna.

16 comentarios:

kxi dijo...

Bueno Macaco, si lo que querías era superar a Mauro Z en cantidad de comentarios. Tal vez con este artículo lo consigas. Es cierto que entre gustos no hay disgustos, pero te has metido con un película de culto. Que es capaz de incluir visualmente toda una cantidad de metáforas literarias sin dañar la trama. En mi opinión es muy buena, y de hecho lanzó inesperadamente a Subiela a la fama.

Es cierto que no es una película para todo público, que comercialmente en este país no daría un peso por ella. Pero la paradoja, es que fue creada como cine independiente y fue todo un éxito comercialmente en la Argentina. Tal vez porque allá leen en promedio mucho más libros que nosotros al año.

Macaco dijo...

Mi intención no es hacer una competencia de comentarios en el sitio, aunque como bien lo expreso en el final de la columna, sabia que iba a levantar ampolla. Eso no me asusta.

Me incomodaría, si, la manera como se hagan los comentarios.

Yo creo que si fue un exitaso en Argentina, es porque trata de temas comunes a los argentos, como "La estrategia del caracol", que solo nos interesa a nosotros (he leido muy malos comentarios de ella por fuera, pero yo la defiendo con capa y espada). La verdad no creo que tenga que ver con la cantidad de libros que nos leemos.

Mauro Z dijo...

Pues lo de la cantidad de libros que nos leamos, siempre tiene que ver, y siempre será un indicador para ver las diferencias a nivel conceptual del arte que tenemos con nuestros cocontinenteros sureños.

Pero referente a la película, en realidad me parece que tiene un buen manejo de las metáforas visuales, mucho mas allá de las que se aprecian a simple vista.

Claro, hay metáforas fáciles como el despachar una chica con un boton de la cama, o volar en medio de una conección amorosa (que no por ser fáciles son despreciables), pero hay otras aun mejor logradas, como poner una ventana tapiada cuando conoce a la ciega, o que su sombra coincida con un par de manchas que parezcan chivera y cachos cuando habla del diablo... tiene material grueso y fino, apreciable para un ojo simple y uno mas exigente, y eso me gusta mucho en realidad.

Pero bueno, ya sabia tu repudio de la poesia, y me hubiera sorprendido un comentario diferente de esta película. Por cierto, por ahi la tengo (en dos DVDs con extras, comentarios y entrevistas) por si te la queres repetir :P

Julio dijo...

Considérenme superficial y cursi… a mí me gustó!! J

Sandra dijo...

A mi si me gustó, así que me puedes decir SUPERFICIAL jejeje

Sama dijo...

Bueno Macaco, porque tú lo pediste:

Antes que nada, de verdad te considero capaz de realizar una muchísimo más elaborada crítica personal de esta película, ya que aquella que has publicado me parece que no refleja un análisis detallado a cada una de las escenas que componen e ilustran, metafóricamente o no, este argumento (además espero que hayás podido terminártela de ver, si es que no realizaste el contraproducente chancletazo a la tele).

Bueno, teniendo en cuenta lo mencionado por la brevísima y desnutrida reseña de este cristiano llamado Eduardo Posada, tengo las siguientes apreciaciones personales:

1. Es quizás algo delicado rotularla como película de culto (aunque me encantó, no le rindo tributo), sino más bien como el resultado del esfuerzo de Subiela para ofrecer un producto latinoamericano donde convergen la simbología fellinesca, el discurrir lírico y las obsesiones personales sobre el amor, las mujeres y la muerte, acercados de una manera más digerible y comercial para el público en común.

Por supuesto, fuímos unos pocos quienes la acogimos, de acuerdo con nuestra edad intelectual; recuerdo que cuando se estrenó oficialmente en nuestro país hace un
poco más de 10 años, estábamos viviendo la decadencia del cine thriller-sexual hollywoodense (Bajos Instintos, El Cuerpo del Delito, Jade), de manera que su
afiche promocional fue tal vez malinterpretado por muchos en ese entonces (incluyéndome), calificándola como aburridora y cursi. Es por ello que, aunque no fue la piedra filosofal para muchos directores posteriores, si fue un acuerdo mutuo y beneficioso entre un guión bien elaborado, una historia significativa y la poesía sobria de
Benedetti y Girondo.

2. Es difícil romper con los prejuicios que deja una primera impresión, y más aún cuando se tiene alta afición, según el gusto (en mi caso, por ejemplo, siempre prevalecerá el sonido análogo sobre el digital, por la impresión de la canción por primera vez escuchada). Es por ello que pienso que, a quien no le gustó de una, a conciencia, no le va a volver a gustar, le va a hacer mucho daño. Es una película de una carga poética e intelectual que no puede gustar a medias.

3. No comparto la idea de considerar las metáforas el núcleo central del filme: adorne la casa todo lo que quiera, que si no le pone techo, igual se va a mojar. Y es que, afortunadamente, es éste el acierto de su director: no se limita a usar recursos visuales y ya; sino que teje, enreda y desenvuelve la psiquis de un Oliveiro complejo, de duro caparazón y delicado contenido, que es el motivo alfa y omega que da sentido a todo el despliegue metafórico.

4. En verdad dudo que un alma superficial y facilista sea capaz de disfrutar y, más aún, tolerar el sentido de expresión artística que la película propone. Personalmente, pienso que la cursilería y el mal gusto están dados por la practicidad y la falta de creatividad en la demostración de las emociones humanas; son las artes, precisamente, las que complementan, dan equilibrio y además, ofrecen un instrumento de concepción particular del mundo que merecen el aprecio y valor de quienes lo disfrutan, así como el respeto y comprensión de quienes no llegan a hacerlo.

Bueno, ya terminando, debo intuir, a partir de lo poco que se ha podido leer, que el cine cargado de existencialismo y realismo mágico no es de tus adeptos, y lo respeto. Sin embargo, espero prontas críticas con mayor contenido nutricional, que no necesariamente nos deban saber bien al paladar, pero si caernos mejor al tracto intelectivo...

Javier dijo...

querido "macaco", creo que has terminado haciendo un homenaje a tu gracioso apelativo. Te recomendaría que antes de ocupar este espacio para reflejar ideas ajenas te esforzaras un poco y reflejaras tu propia opinión de la película, al fin y al cabo de eso se trata......

Macaco dijo...

Bueno Sama, muchas gracias por el comentario, en realidad esperaba algo así desde el principio. Si bien el artículo esta vez no lo escribí yo, estoy de acuerdo con el.

Es cierto lo que dices que un alma superficial no lograría captar todo el intringulis que presenta la película, debo aceptar que va mucho mas allá de lo que la gente del común busca (y por común me refiero al grueso del público de cine comercial).

Pero debo aclarar dos cosas; primero que aunque estoy de acuerdo, el artículo no es mío, así que no me pidan que lo extienda. Sobre todo porque la película NO LA HE VISTO RECIENTEMENTE!, sería una falta de "profesionalismo" comentarla de puros recuerdos vagos.

Segundo, la idea de la columna es precisamente esa, entrar en el debate sobre que y cuales son películas malas, y cuales no. Por supuesto que habrá alguien llorando porque le pareció que Rush Hour 3 es lo mejor del mundo, o que El sueño del paraíso debe ganarse un oscar, pero a mí, personalmente me dejaron un sinsabor en la boca. Esta cumplía la característica, y aproveche el correo de un amigo (el cual estoy esperando que aparezca con su comentario) para decir que no me gustó. Ahora, si por esto creen que YO soy el superficial, pues bueno, todo eso hace parte de la discusión.

Querido Javier... ni siquiera te voy a contestar.

Mauro Z dijo...

En todo caso "No Maten a Mensajero", que aca no estamos evaluando el gusto de Macaco, sino que hay una crítica de una película, y el que no esté de acuerdo con ella puede expresar por que le parece bueno, macaco solo es un instrumento que la maldad utiliza vilmente para traer su recado ^_^

kxi dijo...

Pero todos saben que en las películas matan al mensajero...

Jedi Knight dijo...

Si, me hizo quitar las ganas de verla ja ja ja! Y eso que la habiamos comentado en estos dias no?

Anónimo dijo...

me parece que una película que no se termina de ver, es tan mala que, ni siquiera merece una crítica mala. es decir, la película tiene lo suyo y "macaco" (¿qué tipo de seudóimo es ese?)no debería tratar de justificar que no la entendió o que vio la película equivocada para él o que está relacionándose con la gente equivocada que valora el buen cine. "el lado oscuro del corazón" es una excelente película.

Eduardo Posada dijo...

Las películas son una de las pocas cosas importantes en las que uno puede darse el lujo de ser intolerante y defender su egocéntrico punto de vista sin riesgo de que te maten. Por eso insisto en que El lado oscuro del corazón es una peliculita sobredimensionada a la que se le quieren ver atributos que no tiene. Lástima que alguien tan inteligente y coherente como Sama caiga en esa trampa y confunda la sensibilidad artística con la vulgar sensiblería de masas.

Lina dijo...

...y según esto, hasta donde llega lo uno para pasar a ser lo otro?? (sensibilidad artística-sensiblería de masas) porque, como no se trata de tirar aquí palabras a la ligera, y pareces tener buen conocimiento de ello al enunciarlo, estaría bueno que nos contaras que concepción tienes de lo artístico.......y es cierto, todos jugamos a ser críticos de todo pero creo que los lectores esperamos algo más que decir "me gustó", "no me gusto", argumentos creo que le dicen......

Sama dijo...

Bueno, defender un punto de vista no implica necesariamente tener que ser intolerante, tanto en el cine como en cualquier otro aspecto de las artes, o de la vida misma. Cuando se malinterpreta esto, se puede pasar del fanatismo a un “fundamentalismo sin fundamento”, que atenta contra el trabajo o la integridad de algunos. Para la muestra, basta recordar las propuestas hechas por gente desocupada (aún más que nosotros) en www.craignotbond.com, para los días en que había sido elegido el sucesor de Pierce Brosnan para la nueva entrega del agente 007. En nuestro caso, afortunadamente, los correos electrónicos aún no pueden adjuntar ántrax o trinitrotolueno.


No considero haberme visto envuelto o confundido por una trampa cinematográfica, sino más bien acogido por una buena película que, así haya sido por un instante, y de una manera algo pueril o bucólica, acercó a la gente al desusado de la expresión indirecta de los sentimientos.


Quizás, Eduardo, deba recomendarte, como fue en mi caso, ver un par de películas de Eliseo Subiela que te permitan al menos comprender un poco su intención. Soy admirador profundo de No Te Vayas Sin Decir Adonde Vas y valoré Hombre Mirando Hacia El Sudeste, películas antecesoras a El Lado Oscuro Del Corazón.

Aludrian dijo...

"La película tiene buenas intenciones, no lo niego; incluso los poemas de Benedetti son soportables. Pero las metáforas poéticas hechas imagen –núcleo central del filme- son de un nivel tan alto de cursilería y mal gusto que sólo quienes ostentan almas superficiales y facilistas pueden considerarlas auténticas expresiones artísticas y sentirse conmovidos."

jaaaaAAAAAAJFjkaffffffffajjjjjjjjjjJAaaaaaaaaaaaaaaaajaAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAjaJAJAAJAJjaJajaJaJAjAjAJAJAjAJAJAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA...........

Me cuestiono... ¿Que es una buena intencion? ,acaso las intenciones tienen algun tipo de valor ?, acaso hay una oferta y demande de intenciones, la vida es un comercio?, para gente de vuestra calaña la respuesta a mi idealizacion de seguro que es un "Si", si... por supuesto, quiero comprar lo que quiero y si no quiero no compro, por ende si no me satisfago el problema lo tiene el otro, porque yo debo satisfacerme con mi propio EGO NARCISISTA, SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII EGOOOOOOOOO MAS... HASTA NO PARAR DE SATISFACERME... MASAAAAAAAASSSSSSSSSSSS

En fin... volviendo a la terrenalidad, la pelicula habla sobre la vida y para mi gusto, la vida no tiene un sentido mas que el de aprender de ella misma y de eso habla la pelicula, de poeta que toma la vida para llevarla a la poesia, que habla en poesia , que se manifiesta en poesia, entrando y saliendo del caos en un libre albedrio.

Lo del poema de Benedetti lo acepto, pero lo demas...

"Pero las metáforas poéticas hechas imagen –núcleo central del filme- son de un nivel tan alto de cursilería y mal gusto que sólo quienes ostentan almas superficiales y facilistas pueden considerarlas auténticas expresiones artísticas y sentirse conmovidos."

AJJAJAJAJAaaaaaaajjjjjjjaaaaaa.... quien puede hablar de curci puede habla de un complejo de manifestaciones sociales que llevan a transcribir el arte en "curci", que asco dios mio, espero no aparentarme nunca con un sujeto de esa clase.

Con todo respeto, "facilistas" quien puede medir la transmicion de un sentimiento como "facilista" ? los sentimientos son un prosceso de actos que llevan a un resultado manifestado por una exprecion, que por las circunstacias llega a transformarse en "algo" y ese algo, para mi, no tiene calificacion, todos nos manifestamos de la misma manera, solamente que algunos adornan lo que esconden.

Espero que pueda, aunque sea comprenderme, muchas gracias por su sinceridad.

Hasta nunca