martes, 27 de noviembre de 2007

Instrucciones para llegar en punto

Hay dos cosas que debo decir antes de presentar este instructivo:

1. Como siempre hago tantas cosas al mismo tiempo, me es difícil cumplir con mi propósito de ser puntual.

2. Omití un manual sobre el deleite que generó en mí el concierto porque aún no lo he podido terminar de digerir.

Ahora sí el instructivo:

1er paso: Compre las boletas a tiempo. Yo sugiero la semana después de la salida a la venta. Tiempo suficiente para no chocarse con los más fanáticos, para ahorrar un poco y para que pueda chicanear por un buen tiempo y motivar a más gente a acompañarlo en su aventura.

2do paso: Consiga la discografía completa de su grupo y escúchela. Le garantizará corear la mayor cantidad de canciones de forma casi inconsciente.

3er paso: Promueva el evento compartiendo con sus amigos una noche previa de calentamiento.

4to paso: Compre sus tiquetes con anticipación también. Ahorrará costos, colas y le dará seguridad. Depende de la popularidad del concierto serán los días de anticipación que requiera. A mí me bastó con uno para disfrutar de un cómodo viaje acompañado de cinco amigos que no pensaba encontrar (bueno una de ellos si) y del inigualable Bruce en la versión mexicana de Die Hard 4.0 (le diré a Macaco que la vea para que la comente aquí. ¡Qué buena comedia!).

5to paso: Ya en Bogotá (o en su lugar de destino), báñese, arregle sus asuntos previos y visite a sus amigos o familiares (si tienen banda ancha puede darle algunos retoques a la publicación de ese día). Ahora listo, tiene dos opciones: Ir a competir con los temibles fanáticos que pernoctaron en el Parque Simón Bolivar (o en donde sea el concierto) haciendo fila. O puede dar una vuelta por ahí. Es decir, que puede ir al museo Nacional y buscarlo por un buen tiempo siguiendo las indicaciones de los amables capitalinos. También puede buscar un hotel decente para la noche cuando de su vuelta, si aún no tiene un lugar donde dormir. Yo le recomiendo que mejor elija la segunda. Necesitará fuerzas para la noche y si no acampó, mejor no pierda el tiempo haciendo filas.

6to paso: Ya que no hizo la fila vaya al aeropuerto a recoger a su novia. Todo el mundo antes de un concierto de tanta magnitud espera por alguien que ha viajado más de nueve horas para llegar hasta allí. En este punto usted puede experimentar niveles de ansiedad muy grandes, así que mejor lleve algo que lo entretenga o sentirá deseos de golpear furiosamente a quien con igual ansiedad a la suya espera a su lado calmándose con un cigarrillo.

7to paso: Si su hotel presta servicio de transporte, garantice que se encuentre listo en el momento que ella salga de la sala. Esto puede ser complicado cuando el transporte se comparte y el vuelo se retrasa cuarenta minutos y la salida de inmigración y la zona de maletas una hora más. Es posible que igual tenga que pagar un taxi para llevar las maletas al hotel.

8 paso: Cuando se suba al taxi para ir camino al concierto, asegúrese de que lleva las boletas. Puede tener que devolverse, la ansiedad juega bromas curiosas en estos momentos. No se preocupe por el tiempo, los taxistas saben llegar rápido a los conciertos. Cuando esté allí sólo camine a toda prisa y guarde las pilas recargables en algún lugar donde piense que no lo esculcarán. Conteste las llamadas de sus amigos que esperan que usted no se pierda el inicio del concierto y apure el paso. Si ha hecho todo como se le ha indicado, cuando pise la primera grada del lugar comenzará Soda a tocar.

8 comentarios:

ale dijo...

J, y qué pasó con la instrucción para llegar al sitio exácto donde se encuentran tus amigos en el concierto?. No cualquiera tiene la fortuna de contar con un amigo sacrificado que cargue a su novia que gira una bufanda para que la puedan ver, y al mismo tiempo disfrutar del concierto...Snifff

Por otro lado también quería comentar que me siento bastante defraudada de los capitalinos, cómo es posible que no sepan dónde queda el Museo Nacional?, dos de nuestros amables compatriotas a los cuales le preguntámos indicaciones trabajaban a UNA cuadra hacia el lado derecho del Museo, pero nos hicieron dirigir más de DIEZ cuadras hacia la izquierda...Ignorancia o falta de solidaridad?

Mauro Z dijo...

No J, que intrucciones más imprecisas. El paso uno no está del todo bien, debería ser algo así como "contar con un amigo que te compre la boleta, y luego que vuelva a comprar la de tu novia".

Pero bueno, en términos generales es lo mínimo que hay que hacer para llegar en el instante preciso que se inicia el concierto, aunque te perdiste a De Luxe, y los 18 videos inconclusos de "Algo está por pasar, algo está por venir"

Y si, de acuerdo con Ale, aun no entiendo como alguien puede trabajar a UNA cuadra del museo nacional, y aun así creer que está a 10 cuadras hacia la dirección contraria.

Juan Carlos dijo...

Hola muchachos, primero que todo les agradezco la compañía en el concierto, de verdad la pase genial con ustedes. Además de verlos despues de mucho tiempo y reunidos entorno a tan magno evento.

No tenia la menor idea de que mauro cargaba a la novia para que J nos ubicará.

Saludos Juan Mora

Mauro Z dijo...

Cierto Mora, tienes razón, nada como gozarse esas 28 canciones rodeado de amigos.

Pero bueno, el post aun no es del concierto sino de la llegada puntual. J, me alegró mucho cuando me di cuenta que alcansaste a llegar, así fuera en el instante preciso que empezaron a cantar.

kxi dijo...

Pues la verdad es que tienen razón. Hay imprecisiones. Es necesario contar con amigos tan buenos como ustedes para llegar a tiempo. Gracias por la buena compañía.

checho dijo...

Bueno Jota aquí está tu comentario pa que me dejés de molestar... no mentiras Juancho, solo quiero decir que lo que mas me gustó de estas instrucciones fue el sexto paso; casi no puedo parar de reír al imaginarte sintiendo furiosos deseos de golpear al pobre man q estaba sentado a tu lado, no sé, tal vez fue la cara de maniático q vino a mi mente al recordar lo contento que habías estado toda la semana que pasó, y los comentarios q hacíamos con Juank de como parecía que flotabas a unos cms del suelo... jejeje :-)

kxi dijo...

Y en serio casi le pego. ¿La gente por qué cree que su espacio es más importante que el de los demás? Yo creo que ni siquiera lo razonan, el egoísmo del fumador es tal que se molestan porque nosotros los que no fumamos nos moleste el humo: Malditos!

En fin, ya aparte de este momento de desahogo, gracias por el comentario Enano. Creo que a pesar del brutal trabajo que he tenido esta semana, habrás notado que aún sigo sin tocar el suelo.

Clau dijo...

Haber llegado el 24 de Nov significó para mí no sólo la ansiedad de llegar lo más rápido posible y correr hasta J, sino estresarme viendo como el vuelo se atrasaba y como la hora de llegada y la del concierto estaban cada vez más cerca la una de la otra. Sin embargo, gracias a J, al concierto de Soda y a la compañía de ustedes, estoy segura de que no pude haber escogido un mejor día para volver.