martes, 20 de noviembre de 2007

¡Los pasos del Mapalé!

A mis amigos costeños este artículo tal vez les cause gracia (bueno viendo las fotos e imaginándome, tal vez a todos les cause gracia). Y es que, qué costeño necesitaría unas instrucciones para bailar mapalé? Aunque no es un baile fácil (incluso para ellos, pues se necesita de un buen estado físico), creo que es algo que se lleva en la sangre. Así como yo llevo en la mía la salsa. Yo se que todos los caleños no bailan salsa así como todos los costeños no bailan mapalé. Tampoco pues! pero sí viven de una forma diferente su carnaval a como nosotros vivimos nuestra feria y cada año salen de parranda asumiendo el riesgo de terminar bailando por ahí el Mapalé.

Yo recuerdo que la primera vez que bailé salsa llevaba como una hora mirando a la gente bailar y cuando me enseñaron un par de pasos, el resto fue dejar que la música fluyera por el cuerpo y listo. Pero esta música acelerada que a veces tu cuerpo ni puede seguir es otra cosa. Por eso escribí estas instrucciones para que los cachacos podamos salir mejor librados:

Primer paso: Vaya con total desprevención al paseo de fin de año de su empresa. Con igual medida de desprevención debe llevar una actitud abierta a participar en las actividades y a luchar por ganarlas.

Segundo paso: Este es más complicado, pero puede ser reemplazable. Veamos: En el paseo al que usted asistió hay un concurso de baile de mapalé. Complicado que se repita esta situación pero reemplazable. Basta con que en otra fiesta cualquiera exista este concurso, o con que usted visite a alguien en Barranquilla y en diciembre o carnavales todos salgan a bailar el mapalé con la intención de obligarlo a usted como cachaco a moverse de esa forma salvaje.

Tercer paso: Sea totalmente elegible. Esto sucede si usted tiene menos pena que los demás. Si usted se puede mover medianamente al ritmo de la música. Si usted tiene una novia costeña (que puede ser asumido como el resto de los cachacos, le permite a usted por transitividad dominar todos los ritmos tropicales escuchados en la costa). Si todos los demás en su equipo tienen más restricciones para bailar que usted.

Cuarto paso: Fíjese bien en los pasos de los maestros. Por favor no improvise. Apréndaselos bien. Ya es demasiado ridículo ver el movimiento arítmico de estas latitudes como para que ahora además sus pasos no concuerden con la música. Ahora que si su estrategia es ser el más gracioso de la pista, deje de leer estas instrucciones y baile como se le antoje.

Quinto paso: Quítese los zapatos. Al ritmo que va a bailar no vale la pena ni un resbalón, ni que la suela antiadherente de su zapato lo obligue a frenar en seco.

Sexto paso: Practique los pasos. No mucho. La velocidad de la música puede hacer que cuando usted llegue a la pista ya no conserve alientos para el baile real.

Séptimo paso: Ármese de una buena barra. Es fundamental al carecer del talento innato que despierta la simpatía general del público.

Octavo paso: Upa upa, upa upa, upa upa, upa he! Un momento, ya está en la pista. Ahora no importa nada más. Simplemente relájese y disfrute. Creo que esto es lo que principalmente hace uno cuando está bailando aquella música que recorre sus venas. Si se tiene suficiente confianza cierre los ojos por un instante y escuche, pero hágalo cuando esté en los pasos básicos. No cuando esté pasando por encima de su pareja en el piso (se le puede quedar tirada ahí, perdiendo puntos con el jurado).

Noveno paso: La cargada! Si, va a cargar a su pareja. Esto no es una práctica normal del baile de rumba. Así que séquese las manos, no quiere poner en peligro su integridad. Si su pareja tiene un menor peso que el que usted levanta cada vez que hace el mercado, mucho mejor. O para estar preparado, mejor vaya al gimnasio y haga pesas. No siempre se cuenta con la suerte que tuve yo. No sólo ella tenía el peso ideal para el baile, sino que sus deseos de ganar la hicieron una excelente pareja en todo lo demás.

Décimo paso: Si ganó, prepárese para repetir el baile ante el público extasiado. Si no lo hizo, indignado diga que le robaron el concurso (así en el fondo le resulte cómodo no tener que repetir el baile de nuevo cuando intenta recuperar el aliento). Claro! Es que después de semejante esfuerzo, en el que casi se le desacomoda un hueso al mover la pelvis mientras su tórax pretendía separarse de sus extremidades y sus hombros pretendían bailar por si mismos. Nooooo, si uno no gana con ese esfuerzo, es que le robaron el concurso. Jeje. Como sea, lo importante es que ya sabe bailar algo más para cuando lo inviten a una fiesta. O cuando le toque participar de nuevo en un concurso. Claro que como con el tango, tal vez sea difícil que lo replique con una pareja diferente. Vamos a ver a mí cómo me va cuando visite de nuevo Barranquilla el otro año. Seguramente me exigirán que muestre mis habilidades como bailarín de Mapalé, y a ritmo de millo me tendrán bailando El Mapalé! El Mapalé!, lelo lelo, lelo lelo, lelo lé!

Nota: ¡Gracias Joha por el buen momento!

Bueno, se merecen ver el resultado:

11 comentarios:

Mauro Z dijo...

Pues hermano, es que usted no solo lleva la salsa en la sangre, sino la música en todos sus géneros.

Así que lo felicito por ese "dominio" de los géneros musicales... ya veré como me las arreglo para que en alguna reunión nos tengas que hacer alguna demostración

kxi dijo...

Eso dependerá siempre de la compañera de baile

Sama dijo...

¿¿¿Vos aprendiste a bailar salsa en una hora y con un par de pasos??? Bueno, esa facilidad coreográfica tuya ha quedado demostrada con este vídeo. Ahí podremos hacer un interesante intercambio gana-gana con nuestros conocimientos. Mauro Z, ¿Será que es posible ponerle un poco más de sabor a nuestra próxima audición?

Macaco dijo...

Je je... me he reído mucho, me acordó mucho a cuando hacíamos presentaciones en el colegio. En fin, lo has hecho muy bien, no es que me considere experto, porque no lo soy, pero me ha tocado ver bastante y este video ha pasado por uno de los mejores.

Mauro Z dijo...

Pues tendrá sabor.. el sabor caribeño y espontáneo que solo los Británicos pueden aportar...

Sama dijo...

Bueno, bueno, está bien, "Beatles At The Rolling Doors" tiene prioridad, pero después podríamos hacer algo que mezcle a grandes genios de la salsa...algo así como "Rubén Lavoe Su Colon"

PD. Debido a lo escatológico del título, necesitaré MUCHA creatividad de su parte para mejorarlo :S

Macaco dijo...

No te pudo haber quedado mejor el titulo.... la verdad me hizo reir mucho.

Juan Camilo dijo...

Hermano mío, sos un verdadero monstruo... muy bravo!! cualquier otra cosa se quedaría corta pa decir lo que haces... jajajaja... Los mejores pasos hasta el momento, claro que el video ayuda mucho!

Clau dijo...

Y eso que es esto fue una improvisación, esperen el segundo video después de unas cuantas clases en mi hermosa Barranquilla con un buen grupo de millo y la pareja indicada ;)

Anónimo dijo...

muy bn los felicito soy estranjero me gusto la musica de colombia

kxi dijo...

Gracias. Es ampliamente variada. Y nosotros unos amateurs