jueves, 22 de noviembre de 2007

Plenitud y Sufrimiento, Mi Jaula.

Hoy es un día especial, ya que tendremos la oportunidad de descuartizar y volver a formar no un texto de un escritor de fama y fortuna, ni un típico cuento con moraleja de los que van por ahí, ni una canción bizarra y ni siquiera un texto de algún libro semiacadémico, ¡NO!, en esta ocasión se nos presenta ante nuestro quirófano un texto de un escritor amateur. Pero no va en la sección "viernes de lectores que escriben" porque lo que vamos a hacer es interpretar, porque vamos a ver el texto desde todos sus ángulos, y en resumen, porque a mí se me dio la gana de publicarlo hoy, porque si no me hubiera quedado sin tema :P.

Pero bueno, no mas introducciones, ahora si, como el pollito: al grano. En una ocupada tarde de clase me llega un correo con un texto y una invitación a que describiera la escena que me había imaginado con dicho texto:

"Extendió su mano para intentar salvarme, pero no pudo. Siempre me pregunté si en realidad quiso hacerlo, pues su cuerpo se separó del mío en el instante que entendió que para sentirse plena solo necesitaba percibir mi sufrimiento; y ahora me tiene aquí, encerrado, viendo cómo juega con sus manos en frente de mi jaula."

Por supuesto yo, en mi "sapiencia suma", y con la inocencia que me caracteriza, le explique que se me podrían ocurrir varias ideas con este texto, pero el que primero se me vino a la mente fue el siguiente:

Interpretación 1:
La primera escena es de un parto, aquella madre a punto de dar a luz y protegiendo a su hijo, pero que entiende que la única forma en que los dos podrán estar bien es dejando que nazca, así sufra por el cambio de clima, la cortada del cordón, y (por supuesto) la palmada. Ese instante en que todo bebé llora lleva a la plenitud a cualquier padre. Y claro, la escena termina con el bebé en el corral mientras la mamá le está tejiendo unos escarpines (que trillado esto último)... Digamos tejiéndole una boina.

Tal vez no se lo expliqué de forma tan elaborada, pero fue exactamente esto lo que pasó por mi mente. Pero claro, cuando le dije que se me ocurrían varias cosas, era cierto. Otra escena que se me ocurrió (aunque esta no se la mandé) fue por culpa de la primera frase, que era inevitable que pensara en una caída:

Interpretación 2:
Un hombre se cae de [ponga lugar alto aquí.. en mi caso fue una ventana de un edificio], y ella lo trata de coger pero no lo logra. El muere y todo lo está narrando ahora como ángel, pero a pesar de tener alas, se siente vinculado a ella y por eso se percibe como en una "jaula". Ella se ha vuelto loca por el accidente, y ahora hace como si fuera un pájaro, tal vez pensando que pudiera salir volando a salvarlo, lo cual terminaría la ironía con el ser alado y enjaulado que la observa sin que ella lo sepa.

Y ahora, mientras escribo esto y releo el texto, se me ocurrió otra más:

Interpretación 3:
Se trata de un perro que ha mordido a su dueña, y cuando llegan a ayudarla ella trata de evitar que le hagan daño, pero sabe que sólo la soltará usando la fuerza. Al final el animal está en su jaula, y ella se está curando las heridas que él le dejó, pero como no es consciente de que la lastimó solo le parece que ella está "jugando" con sus manos.

Se debe haber divertido mucho con mi interpretación, pues cuando me respondió lo que ella (si, es una chica) escribió fue lo siguiente:

Interpretación 4 (que en realidad es la original):
"Es una interesante interpretación, pues lo que yo me imagine es bastante pervertido. Se trata de un tipo que quería que su pareja lo masturbara, pero ella logró llegar al orgasmo antes, sólo con sentir que el quería llegar y necesitaba de ella, ya que sin ella no podía. El caso es que la vieja se volvió tan sádica que lo encerró y se masturba ella misma delante de él... sólo para verlo sufrir."

Ella misma aceptó que el texto se da para varias interpretaciones, de acuerdo a la personalidad de quien lo interpreta. También entendió que esto la podría llegar a catalogar como un ser más depravado que yo (bebés contra masturbaciones, ¡qué cosas!). Pero bueno, como yo soy una santa paloma, el hecho que sea más depravada que yo no significa mucho en realidad ^_^. En todo caso por mucho que me lo pidan no les daré su correo.

Cada vez que lo leo y lo releo el texto me gusta cada vez mas, y se me ocurre que puede dar para muuuchas más interpretaciones, vamos a ver quien se le mide a que nos demos cuenta de su alma a través de lo que interprete en un comentario.

2 comentarios:

Sama dijo...

Un plan perfecto. Íbamos a escapar juntos, como resultado de la sincronía de muchos hechos. Ella yacía sobre su lecho, mientras él la hacía suya nuevamente, con un ímpetu y vigor más intenso que en cualquiera de las ocasiones anteriores, durante todos esos tediosos años de matrimonio. Sabía que iba a dejarla atrás, pero no soportó la idea de derrochar un último momento de placer, obsceno y salvaje, que dos enemigos íntimos pueden ofrecerse. La luz que entraba por la cortina difuminaba levemente aquel punto bermellón, que daba distancia entre su cráneo y su rifle de caza, que ella había preparado cuidadosamente y que había dejado a mi alcance en la estantería del gran salón. Más poderosos que el disparo silenciado o que el suspiro tánico de aquel feliz incauto, fueron sus gritos orgásmicos que dejó escapar, al ver su lechoso cuerpo impregnado de lo que alguna vez, en su esposo, fue combustible vital de sus latidos hacia ella. Éstos sólo pudieron ser opacados por el inesperado y constante ulular de la sirena de la radiopatrulla. Una llamada anónima en el momento indicado, fue el primer acontecimiento que desencadenó su macabra sonrisa, de inmediato convertida en angustia, y en una frustrada carrera entre sábanas y carne, para detenerme, al notar como el cañón se dirigía hacía mi boca, mientras una sonrisa llena de llanto daba paso al apretar del gatillo, una, y otra, y otra vez, sin encontrar más respuesta que el eco de un cargador vacío, y los pasos y órdenes de los oficiales que me sometían.

Un breve y aturdidor relato, que muestra un escarmiento, más no una enseñanza, ya que aún sabiendo, somos muchos los que caemos rendidos ante el embrujo fatal de una fémina hambrienta de sexo y riqueza, sin llegarnos a imaginar condenados eternamente a permanecer en una celda, mientras ella sonríe y acaricia sin recato ese uniformado cuerpo, que ignora el precio que llegará a pagar por su ayuda.

aLe dijo...

Mauro: En realidad me sorprendió encontrar este texto aquí, por qué no me dijiste y habría elaborado mejor la intención del texto?, pero bueno...ya quedó así...de una manera totalmente expontánea...

Aclaración: Mi alma es pura, en serio, sólo que cuando escribo sale un poco de ese lado "inconciente- sádico-depresivo" que muchos tenemos guardado y que hay que liberar de alguna manera...la mía es escribiendo...

Espero que les guste, y que para la próxima pueda volver a estar en "viernes de lectores que escriben", pues esa era mi promesa...