jueves, 20 de diciembre de 2007

Cuando los peces beben

En esta ocasión los Jueves del Aleph me brinda la oportunidad de desahogarme con algo que por muchos años he discutido en seccionas de sobremesa con algunos compañeros. Por supuesto, es algo que pasan los meses y (afortunadamente) olvido, hasta que llegan estas fechas y lo recuerdo nuevamente. Este año ya la había olvidado, pero justamente ayer, para la novena que se realizó en mi empresa, se contrató a un grupo musical conformado por personas especiales, el cual fue sumamente conmovedor para todos los que estábamos presente, porque en realidad eran muy buenos, trasmitían una energía increíble, y en general, es un gran ejemplo de superación.

Todo esto para decir que, desafortunadamente, fue precisamente ese grupo el que me recordó lo que será el material de El Aleph del día de hoy. Entre los varios villancicos que cantaron (oh, los hermosos villancicos), cantaron uno de los dos villancicos que gastaron su cuota de tolerancia solo con la primera vez que los escuché, y desde eso siempre han sido un tema de discusión para mi. Vamos a analizar un poco su letra.

El susodicho villancico se llama "Los Peces en el Río". Veamos un poco lo que dice:

La virgen se esta peinando (en realidad es peinaaaando)
Entre cortina y cortina (cortiiiina)
Sus cabellos son de oro (ooooro)
El peine de plata fina (fiiiina)
Esta es una de las campañas desinformativas más increíbles que hayan podido existir (y eso que acá en Colombia los políticos son expertos en eso). Como que peinando entre cortina y cortina, así que le habían puesto cortinas al buey para que se sintiera en un lugar hogareño, que buena pesebrera encontraron, ¿sería una cortina de florecitas?. Digamos que podemos aceptar que sus cabellos son de oro (rubios), y que como uno de los tantos errores de la humanidad, la hemos venido plasmando por dos milenios en imágenes con cabello oscuro (es posible, viendo como creemos y celebramos que Jesús nació el 25 de diciembre en el año 0, cuando algunos hechos apuntan a que nació entre septiembre y octubre del año 2 A.C.). Pero ¿tenía un peine de plata fina?, no es que quiera ser clasista, pero una familia pobre, que después de un peregrinaje para un censo le toca quedarse en una pesebrera, ¿andan con un peine de plata fina?, por favor.

Pero bueno, en realidad lo mejor es lo que sigue:
Pero mira como beben
Los peces en el río
Pero mira como beben
Por ver al dios nacido
Beben y beben
Y vuelven a beber
Los peces en el río
Por ver al Dios nacer

Aquí es donde más conflictos tengo. ¿COMO SE SUPONE QUE PUEDO VER QUE UN PEZ BEBE EN UN RÍO?, a duras penas vemos los peces, pero ¿como se que están bebiendo?, tal vez se refieren a ese movimiento de abrir y cerrar la boca consecutivamente que suelen tener los peces, incluso que a eso le podemos llamar "beber" porque entra agua por su boca, aunque no llegue a su estómago sino que salga por sus branquias. Pero si es así, ¿esos peces hubieran dejado de "beber" si no hubieran visto al Dios nacido? ¿O es que "beben" más para hiperventilarse y sentirse eufóricos por el nacimiento de Jesús?

La verdad no entiendo esa estrofa, nunca le he encontrado sentido, no le veo metáfora, sencillamente no tengo idea como algo tan bizarro se pueda haber convertido en uno de los villancicos más cantados de este lado del mundo.

Si fuera metafórico, tal vez se refiere a todo el alcohol que se bebe en esta época del año, y los peces son todos esos seres resbalosos que buscan excusas para embriagarse hasta niveles ridículos (beben, y beben, y vuelven a beber).

Este villancico, con "Mamá, donde están los juguetes" son los dos villancicos que NO debieran existir, porque alimentan la pereza mental de la humanidad.

Aunque es posible que tenga algunos sentidos alternos, solo que por mi repudio a mi se me escapan, si algún alma caritativa le encuentra algún sentido diferente, en realidad les agradeceré que me lo cuenten.

3 comentarios:

Patton dijo...

Tiene toda la razón. No hay una sola linea que tenga sentido en ese villancico. Muy probablemente primero escribieron la música y luego la letra ... y lo hizo alguien no tan hábil en el tema.

Pero es pegajoso, por eso gusta.

Macaco dijo...

Quien te dijo cual virgen era? acaso ha existido una sola virgen en el mundo?
Solo por el hecho de que es una virgen "cantada" en un villancico, tiene que ser la Virgen María?
O acaso porque diga " beben por ver al Dios nacido", aunque sea en diferido o en una foto, tienen que estar cerca del pesebre?

Ahora si en serio, no tiene ningún sentido, pero el que a mi más me ha dejado pensando, por su falta de sentido es:
Rin, Rin

Hacia Belén va una burra.
Rin Rin yo me remendaba,
yo me remendé,
yo me he hecho un remiendo,
yo me lo quité.

Cargada de chocolate
lleva su chocolatera.
Rin Rin yo me remendaba,
yo me remendé,
yo me he hecho un remiendo,
yo me lo quité.


Que tiene que ver la pinche burra con el remiendo? además, no tiene nada mejor que hacer que hacer y quitar remiendos? Es la historia de Penélope, la esposa de Homero? y si es así, que carajos tiene que ver con el nacimiento?

Bueno, ya les deje suficientes preguntas, que después de molestarme tanto tiempo, por fin encuentro como descargármelas.

kxi dijo...

En realidad la mayoría de los villancicos no tienen sentido. Los repetimos como melodías pegajosas durante años sin entender lo que dicen ciertamente. Con el respeto que los villancicos se puedan merecer, es algo parecido a lo que le está pasando a la gente con el reggeaton (ni se como se escribe, ni me interesa saberlo). En fin, el caso es que los villancicos carecen de sentido para muchos de nosotros. Y la razón, aunque duela admitirlo muchas veces, puede ser simple ignorancia. ¿Quién va a saber qué metáfora inspiró al creador de un villancico en un momento dado? y ¿quién va a saber cómo se degeneró hasta llegar al punto de un montón de peces borrachos, sentados a en la rivera tomándose un buen vino? ¿los milagros existen o no? ahora, en cuanto a los peces en el río, yo si los defiendo Me gusta la melodía, me parece una canción bonita, carente de sentido pero bonita. Me gusta imaginarme a los peces bebiendo en el río así como a la gente comiendo aire. Además hace dos días escuché una versión pop súper bacana en la radio, que me hizo cantar y todo en un trancón (envidio a Patton, y Mauro Z con sus bicicletas que sí funcionan). La versión era algo como el himno nacional cantado por Juanes. Nice. Los villancicos que yo si odio son a la nanita nana y tutaina. Qué repetidera de estrofas sin sentido y musicalmente tan odiosos como Mamá donde están los juguetes, que es una cosa que raya en la infinita tristeza. Alguien sabes qué carajos es una tutaina?