lunes, 4 de febrero de 2008

Muertos del susto

Así deberíamos estar los colombianos si van a seguir produciendo películas de esta calidad. ¿Cómo es posible que la ley del cine les permita a los productores y directores de este país retrocederse 50 años y presentar semejante desfachatez? ¿Es que acaso carecen de vergüenza? No es justo con el espectador. Esta película no es sólo la peor película colombiana que me he visto. Es la peor película que me he visto. Es más, no aguantan las nalgas el tiempo que requiere vérsela en el sillón de la casa un domingo en la tarde en la televisión nacional cuando sigan con el descaro de presentarla. Es tan mala, que un amigo al cual le encanta el mal cine (qué hacemos si así es, siempre se ríe de las críticas de Macaco porque a él le gustan todas) se salió del cine a la mitad de la película. Prefiero ver las películas de de dos pesos de los años setentas y ochentas que hacían en Colombia sólo por el valor sentimental, de remembranza, histórico, nostálgico, o lo que sea, antes que a este par de payasos contando chistes malos toda la película. Porque en eso consiste. Carece de argumento y de sentido. Como parodia también es mala. La actuación perversa. Y qué se esperaba, si en vez de contratar actores contratan al elenco de Sábados felices. Desgastado repertorio.

Ahora, se lo que están pensando. Es culpa mía y lo acepto. No debí haber entrado al cine. Ni que fuera tan ingenuo para no sospechar el tremendo fiasco. Pero la cosa fue así, dejen que les explique. Hacía un mes y medio aproximadamente necesitaba una dosis de pantalla grande. Una sumergida en el séptimo arte. Ya no más dividís en el monitor de 14” de mi portátil con güindows XP que no me pone problema para leer multizona. Pues fue a cine en tres ocasiones buscando lo que fuera. Tampoco había muy buena cartelera, pero en fin. Cada vez que fui encontraba todo en español. No soy un amante del inglés, pero sí un asiduo defensor de la tesis que dice que el cine se debe ver en su idioma original y el pueblo debe aprender a leer los subtítulo. Que se acabe la pereza mental. No hay nada tan desagradable como ver a Stallone gritando en español cualquier cosa mientras corre y más desagradable aún cuando tiene una ‘Z’ atravesada (acento de España). En fin, en tres ocasiones me devolví con las ganas y un helado para mi casa. La cuarta, probé en Unicentro (centro comercial de Cali, Valle, Colombia donde se supone que traen las películas en su idioma original, generalmente inglés). Fui con mi novia, mi hermano y una prima. “Boletas para La brújula dorada” - dije. “Un momento, está en inglés?” – volví a decir. “No” – Dijo la niña de la caja. “¿Soy leyenda?” –Pregunté. “Tampoco está en inglés”- contestó. “¿Esa dónde está en inglés y a qué hora?” – Insití. “En Chipichape (otro centro comercial, pero en el lado opuesto de la ciudad. Más o menos a una hora de distancia a esa hora de la noche) a las 8.30pm” – Contestó. Eran las 8.35 pm, me di cuenta. Percatándome cómo estaba demorando la fila (cosa que odio en los consumidores) le pregunté por última vez: “¿Qué tiene en su idioma original?” Ella con una sonrisa entre apenada, entre comprensiva, me contestó: “Muertos de susto”. Yo me reí con mi familia, muerto de susto. Divagué por unos minutos, y dije: “Deme cuatro” mientras pensaba, al menos me servirá para escribir la columna de Macaco el mes de tributo a los escritores del manual.

Buscando el vínculo para la película, me di cuenta que era de Dago García y lo tenía en mejor concepto. Claro que después vi su producción y entendí que fuera él y no otro quien hiciera esta película.


kxi

7 comentarios:

Sama dijo...

Bueno, empezó con todo este tributo. Eso es lo peligroso de esta "Ley del Cine" que tenemos, porque así como permite que excelentes ideas consigan apoyo para ser contadas, también le da luz verde a grandes mediocridades como a la que hacés referencia.

Definitivamente, el comediante de profesión no es precisamente quien logrará hacerte reír.

Mauro Z dijo...

Pues es cierto que es tu culpa, pero te entiendo que no tiene sentido que una "cosa" como esta llegue a la pantalla grande.

Lo digo porque el cine colombiano es muy poco, y de ese muy poco es todabía menos el que sale en cine, y del que sale en cine es aun menor el que sale en cine comercial, para que justo sea "eso" lo que llegue. Ahí es cuando se ve que el dinero y las influencias priman sobre el buen criterio, cosa que sucede en la política, en las empresas, y aunque parezca increible, tambien en el arte... aunque hay que tener en cuenta que el septimo arte es de los mas prostituidos y guiados por el comercio (solo le gana la televisión, ampliamente demostrado con los culebrones que presenta).

Patton dijo...

Las películas dobladas (del idioma original al que sea) deberían estar prohibidas, contempladas en el código penal. Son un insulto. Si hasta me ofende que en las películas/series gringas pongan a hablar en inglés a los de otros países ... cosa que me gustó de "Babel", o en "héroes", por poner dos ejemplos.

Bueno, excepto las que son producidas originalmente en varios idiomas, como Shrek, por ejemplo.

No fue su culpa. Siento haya tenido que vivir esa experiencia y espero este post salve a muchos de padecerla.

Lina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lina dijo...

Pucha!! a mi lo que me indignó fue la cantidad de prensa que robó esta vaina en cadena nacional (Caracol)...y peor aún la propaganda con la que pretendían publicitarla, es que es acaso no podían usar un chiste como más nuevecito que el del viejo y consabido pollo que al parecer no ha podido superar la ausencia de su madre -oh, santa gallina- después de que se llevarán a ésta para un paseo y no retornase después al hogar???? ole eso es una groseria!!!

Macaco dijo...

Je, me parece divertido esto que te haya tocado ir a ver mal cine, sabiendo de antemano que lo era (no habrás caído por inocente, cierto?, digo, sabiendo quienes eran!).

Lo único que no me ha gustado, y que me ha dado hasta envidia, es que hasta ahora no ha habido el primero que salga a defender semejante bodrio, estoy esperando impaciente que salga alguien a hacerlo (aunque lo dudo)

kxi dijo...

@Patton: Gracias. La idea es precisamente esa. Salvar a los demás de semejante tortura

@lina: Si, y si te fijas, precisamente fue el chiste que usaron en los cortos para atraer más audiencia.

@macaco: Si en la película actúa o trabaja algún familiar de tu amigo anónimo que llamó a Sama vieja, seguramente pronto va a ver algún comentario de tono subido en mi contra.