martes, 27 de mayo de 2008

Instrucciones para abrir una puerta


Hola, veamos qué tan útiles pueden resultar para ustedes.

  1. Introduzca su mano en el bolsillo del pantalón (o el bolso) y saque las llaves.
  2. Introduzca la llave en la cerradura y gírela.
  3. Empuje la puerta.

¿Estas instrucciones fueron utilidad para usted? Si es así deje un comentario. Si no fue así, las instrucciones pudieron fallar porque no seleccionó la llave adecuada. Pruebe lo siguiente:

  1. Introduzca su mano en el bolsillo del pantalón (o el bolso) y saque las llaves.
  2. Seleccione la llave correcta. La que pertenece a la puerta
  3. Introduzca la llave en la cerradura y gírela.
  4. Empuje la puerta.

¿Estas instrucciones fueron utilidad para usted? Si es así deje un comentario. Si no fue así, las instrucciones pudieron fallar porque usted tiene muchas llaves parecidas. Pruebe lo siguiente:

  1. Introduzca su mano en el bolsillo del pantalón (o el bolso) y saque las llaves.
  2. Seleccione la llave correcta. La que pertenece a la puerta
  3. Introduzca la llave en la cerradura y gírela.
  4. ¿Se quitó el cerrojo de la puerta? Si es así pase al paso 6. Si no lo es pase al paso 5.
  5. Si ya seleccionó todas las llaves y ninguna funcionó termine estas instrucciones. En caso contrario seleccione otra llave del llavero y pase al paso 3.
  6. Empuje la puerta.

¿Estas instrucciones fueron utilidad para usted? Si es así deje un comentario. Si no fue así, pudo ser debido a que tal vez usted no posee las llaves de la puerta. Pruebe lo siguiente:

  1. Toque el timbre de la puerta. En caso de no tener timbre, si la puerta es de madera, toque con el puño de su mano, si es metálica toque con algo metálico (como por ejemplo, con la llave de la puerta). Si la puerta es de otro material o usted no tiene manos, toque suavemente con la punta de uno de sus pies (es decir, patee la puerta, pero no como para derribarla).
  2. Espere un tiempo prudencial. Si la puerta no se abre repita el paso 1. Si ya ha repetido el paso 1 tres veces, termine.

¿Estas instrucciones fueron utilidad para usted? Si es así deje un comentario. Si no fue así, pudo ser debido a que al otro lado de la puerta no se encontraba nadie. Tal vez es una puerta de un baño. Pruebe lo siguiente:

  1. Tome un cuchillo e introdúzcalo en la cerradura.
  2. Gírelo y empuje la puerta apenas el seguro emita el sonido de haberse soltado.

¿Estas instrucciones fueron utilidad para usted? Si es así deje un comentario. Si no fue así, pudo ser debido a que al otro lado de la puerta no se encontraba nadie y no era una puerta de un baño o tal vez usted no tenía un cuchillo. Pruebe lo siguiente:

  1. Tome el directorio y diríjase a la sección de las páginas amarillas de “cerrajeros”.
  2. Busque el número de uno que tenga una dirección cercana a la suya y llámelo.
  3. Espere un tiempo prudencial.
  4. Cuando llegue el cerrajero pídale que abra la puerta.
  5. Páguele.
  6. Entre.

¿Estas instrucciones fueron utilidad para usted? Si es así deje un comentario. Si no fue así, pudo ser que usted no se sepa la dirección de donde está, no tenga teléfono o no haya tenido dinero para pagarle al cerrajero. Pruebe lo siguiente.

  1. Tome impulso. Tres pasos serán suficientes, aunque también puede tomar más. Ojalá no más de diez para que no llegue cansado.
  2. Flexione las piernas un poco para darse el impulso inicial.
  3. Corra.
  4. En el último paso eleve su pierna a la altura de las caderas. No la extienda por completo, déjela un poco flexionada.
  5. Apóyela contra la puerta y deje caer todo el peso de su cuerpo en su pierna.
  6. Si la chapa de la puerta se voló usted habrá abierto la puerta. En caso contrario puede llegar a sufrir un dolor en la pierna.

¿Estas instrucciones fueron utilidad para usted? Si es así deje un comentario. Si no fue así, pudo ser que usted no tenga suficiente fuerza, que la puerta tenga varios seguros o que sea de un material más fuerte que todo su peso. Pruebe lo siguiente.

  1. Consiga un hacha.
  2. Asegúrese de poderla cargar.
  3. Elévela por encima de su cabeza y déjela caer contra la puerta.
  4. Repita el paso tres hasta que haya una abertura lo suficientemente grande para entrar.

¿Estas instrucciones fueron utilidad para usted? Si es así deje un comentario. Si no fue así, pudo ser que usted no tenga suficiente fuerza, que haya utilizado el lado contrario del hacha o que el hacha haya sido de juguete. Pruebe lo siguiente.

  1. Si usted tiene salvo conducto y no tiene arma (lo cual sería ilógico o tal vez el arma se encuentre al otro lado de la puerta) consiga un arma y pase al paso tres. Si no tiene salvo conducto pase al paso dos.
  2. Consiga un salvo conducto y después un arma. Si no tiene tiempo para conseguir un salvo conducto, consiga un traficante de armas y consiga un arma.
  3. Cargue el arma y quítele el seguro.
  4. Dispare el arma contra la chapa.
  5. Para que el uso del arma sea acorde con el paso siguiente abra la puerta de un patadón.

¿Estas instrucciones fueron utilidad para usted? Si es así deje un comentario. Si no fue así, pudo ser que no desee usar armas, que lo hayan arrestado por posesión ilegal de armas, que alguien haya llamado a la policía por el disparo del arma o que al disparar la bala haya rebotado y le haya hecho daño. Si usted no está en el hospital o tratando de abrir no una puerta sino una reja en la cárcel, pruebe lo siguiente.

  1. Consiga un poco de dinamita o C4.
  2. En la cantidad adecuada (consulte con su proveedor) póngala en la chapa de la puerta.
  3. Encienda el explosivo y aléjese a una distancia prudente que depende de la cantidad a usar (consulte con su proveedor).
  4. Espere a que haga explosión y entre.
  5. Si no hizo explosión, es mejor que se comunique con la unidad antiexplosivos de alguna de las fuerzas del estado para que no se vaya a hacer daño cuando intente acercarse a ver por qué no explotó.

¿Estas instrucciones fueron utilidad para usted? Si es así deje un comentario. Si no fue así, pudo ser que no usó la cantidad apropiada, no supo cómo encender el explosivo o hirió a alguien que pasaba cerca de la puerta (pudo ser usted mismo). Si usted no está en el hospital o tratando de abrir no una puerta sino una reja en la cárcel, pruebe lo siguiente.

  1. Consiga un ladrón. No se preocupe por el dónde hacerlo, de éstos abundan en la sociedad. Si no los encuentra en los barrios marginales, o los sectores más fuertemente azotados por la pobreza, o en una calle, puede acudir al congreso, o a las instituciones estatales.
  2. Dígale que al otro lado de la puerta hay algo valioso que compartirá con él. O pregúntele cuál es su tarifa fija.
  3. Para que sea más afectivo póngale un candado adicional a la puerta y dese la vuelta.
  4. Espere cinco minutos y la puerta ya estará abierta. Cuidado, si espera seis, puede que ya falten cosas dentro de la casa.
  5. Páguele y entre.

¿Estas instrucciones fueron utilidad para usted? Si es así deje un comentario. Si no fue así, pudo ser que el ladrón quiso algo más y lo atacó, o que el ladrón y usted fueron atrapados por intentar violar la puerta. Si usted no está en el hospital o tratando de abrir no una puerta sino una reja en la cárcel, pruebe lo siguiente.

  1. Si todas las instrucciones fallaron comuníquese con el fabricante de la puerta y deje un comentario.
  2. Haga clic en el vínculo para reportar las fallas.

Claro, que si ninguna de estas instrucciones le sirve tenga en cuenta que la mejor forma de abrir una puerta es no cerrando las puertas que deja a su paso.

PS: Les estaré remitiendo más instrucciones que me encuentre en la WEB. En esta ocasión, unas muy útiles y que pueden complementar estas: Manual para escapar de prisión

12 comentarios:

Mauro Z dijo...

Interesantes instrucciones. Algunas pueden fallar por cosas como que un C4 en realidad no se enciende sino que se estimula eléctricamente.

Otra cosa que puede haber sucedido es que la puerta siempre habia estado abierta y al girar la llave lo que se hizo fue cerrarla... eso SIEMPRE es bueno verificarlo.

Pero señor consultor, me gustaría saber si estas instrucciones sirven para abrir cualquier tipo de puertas, como las del cielo, las del corazón de una mujer, las de la entrada a las minas de moria o esa puerta trasera que tanto hablan los hackers. Lo pregunto porque puede ser una dulce imagen esa de tratar de abrir el corazón de una mujer con un hacha, pero sigo dudando de su efectividad.

El LinceSagrado dijo...

Estimado consultor.
Aprecio y alabo su noble intención de instruir en un tema tan importante y escencial como es el abrir esas, a veces, molestas, barreras al paso, o en otras ocasiones, útiles, aberturas en un muro.
Sin embargo, es mi deber moral, aunque sin ánimo de ofender, quejarme de lo poco prólijo de sus explicaciones, las cuales adolescen excesivamente de falta de profundidad en las instrucciones dadas. Hay falencias enormes pues al parecer, después de una cuidadosa inspección, estas instrucciones están, evidentemente orientadas, a personas que ya disponen de instruccion y/o experiencia anterior, lo cual no está debidamente advertido al inicio de las mencionadas instrucciones. Esto, para algunos, bueno, para los que ya poseen la instrucción y/o experiencia anteriores, puede parecer lógico y hasta básico, sin embargo, es importante en aras de la efectividad de la comunicación, establecer puntos importantes como lo son, en que sentido deben ir los dientes de la llave al momento de insertarla en la cerradura. Tampoco aparece mención sobre si la llave debe girarse a la izquierda o a la derecha pues este es un importante motivo por el cual, una cerradura cambiaría drásticamente su comportamiento. Esto coincide con la opinión del anterior comentarista.
La utilización de C4, Anfo, dinamita, o cualquier otro explosivo, requeriría de instrucciones aparte, aunque estas puedan conseguirse en cualquier papelería actual, de esas que regentan los punketos, no está de más algunas recomendaciones al respecto, sobre todo en lo que atañe a puertas.
También eché en falta colaciones como, ¿qué hay de los portones?¿las rejas de casa? ¿puertas de casitas de perro?.
Además, está también, el uso de una herramienta sumamente útil e infaltable en la caja de herramientas de cualquier abridor de puertas, y es la pata'e cabra.
Apoyando la pata'e cabra entre el sitio donde está la cerradura y el marco de la puerta, pueden conseguirse maravillosidades. Puede servir, para manipular a distancia los explosivos. Es un comodísimo reemplazo del hacha. En caso de perder el arma por no poseer salvoconducto, sirve de defensa ante la ofensiva fuerza policial. En fín las demostraciónes prácticas y lógicas de la pata'e cabra son indiscutibles.
Para terminar, no sin antes alabar el enorme y encomiable esfuerzo que este consultor decidió hacer, siento mi deber moral y cívico, recordar un detalle mínimo pero vital.
Tal vez usted estaba DENTRO de la casa o del lugar desde el que intentaba abrir la puerta, con lo que empujarla sería absurdamente inútil.
Hasta la próxima y múchos éxitos.

kxi dijo...

Estimados mauro z y el lincesagrado: Estas instrucciones, como habrán notado, sólo sirven para el sistema genérico de puertas, el más difundido en todo el planeta y que se ha comprobado como el más estable.

Para cualquier otra clase de puertas libres, la sugerencia es quitarla y poner una puerta de las que nosotros ofrecemos, las cuales tienen las instrucciones completas para su uso.

En cuanto a los vacíos que este instructivo pueda ofrecer, tampoco debería ser preocupante, pues al instalar las puertas de nuestro fabricante usted se hace acreedor al servicio técnico que incluye (por una moderada suma) la solución de cada detalle que no quede explícito en estas instrucciones simplemente con una llamada a nuestro servicio técnico (que aclaramos usted también tendrá que pagar).

Espero haber solucionado cualquier inconveniente. La satisfacción de los clientes (y los futuros clientes) es siempre lo más importante.

María Eliana Parot dijo...

Estimado... he llegado a su blog buscando en google cómo abrir la puerta de mi propio dormitorio que en este minuto continúa intactamente trancada.
Como soy mujer... no quiero por ningún motivo destruir la chapa, menos llamar a un cerrajero (aún estoy en pijama y sin opciones de abrigo)
Créame que después de leer todas sus recomendaciones ya estoy más tranquila (y muchísimo más animada)

Muchas gracias estimado... un momento de risa me ha dado la luz... me voy a parar a unos cinco pasos de la puerta y tomaré aire antes de...

kxi dijo...

Pues María Eliana Parot me alegra muchísimo que te haya gustado; mucho más que te haya servido y sobre todo encontrar un agradable espacio para leer como el que tienes.

PS: También puedes llamar al que se encuentre al otro lado de la puerta o que venga de afuera y decirle que estás sola y en pijama. Seguro que te ayudará con una rapidez insospechada.

Andreita dijo...

Querido colectivo, me reí mucho cuando publicaron estas instrucciones, pero no me reí para nada hace un rato que llegué a mi apartamento y descubrí que no tenia las llaves en mi bolso.
Para que me doliera más, mi hermana no pretendía venir a dormir a casa y mi madre esta fuera de la ciudad.
Ya se podrán imaginar lo divertido que fué perdirle el favor a mi hermana que viniera en mi auxilio...La verdad me costo unas cuantas lágrimas de la piedra que me dio, ya que venía muy cansada y con muchas cosas para hacer.. Durante mi hora y medio sentada en las escaleras del edificio recorde este aritículo y no podía dejar de contarles mi suceso, ya entre a mi apartamente y me dispondre a cumplir con todo lo que tenia planeado hacer.. Aunque muero del hambre..

kxi dijo...

Lo importante, es que gracias a estas útiles instrucciones pudiste entrar. O no fue así?

Anónimo dijo...

QUE PENDEJO ERES !!!!!, O MAS PENDEJO ES UNO POR LEER ESTAS TONTERAS, NO TIENES NADA QUE HACER?
PENDEJO !!! SI ESO ESCRIBES NO QUISIERA SAVER COMO ES TU VIDA DIARA !!!!!!!! AZ DE SER UN PEDAZO DE IDIOTA!!!

Mauro Z dijo...

jujujujuju

Que buena carcajada me ha sacado ese comentario

kxi dijo...

Hace rato no se aparecía Anónimo por acá a escribir cargado de agresividad. La verdad, es que mi vida diaria no suele ser muy intersante para el resto de la gente, pero para mí resulta serlo en grandísima forma.

Ahora, yo no te obligué a leer el artículo. Si no sabes cómo abrir una puerta, pues... eso tampoco habla muy bien de tu creatividad. Yo trato de abrir puertas todos los días.

Y si me juzgas por el gusto del artículo, espero que no esperes lo mismo de mí por tu ortografía.

De todos modos bienvenido por acá. También me reído mucho de (ti) tu comentario. Jejeje

Anónimo dijo...

ya es casi media noche y no puedo abrir mi puerta...he utilizado todos tus metodos y nop....los aplicare denuevo pero esta vez con mas concentracion....gracias!

Anónimo dijo...

Tratar de abrir puertas siguiendo estos interesantes metodos puede resultar un tanto costoso, pero como la diversion cuesta no veo problema para no hacerlo. En lo personal la destrucción me emociona.
Lo unico que no se es en donde podria conseguir un poco de c4 ni como lo deberia de estimular, pero hoy aprendi algo nuevo.