sábado, 28 de junio de 2008

Beatle at the Rolling Door (memorias)

Hola

Pensaba que tal y como se hizo con la fenomenal Garciosa Fiteada Cerática lo justo con esta última muestra de filantropía artística sería contarles cómo nos fue.

Sin embargo, antes me gustaría decir algo respecto a este espacio que estamos construyendo. No tengo del todo muy claro el por qué de la participación de los demás miembros del colectivo en esto (¿debería?), pero tengo una, creo, cercana idea. Por mi parte, pienso dejarlo explícito de una vez por todas. Las audiciones realizadas, hasta ahora tres comparten algunas cosas en común:

1. Permite compartir con seres queridos nuestra filia hacia la música y en general al arte.
2. Le abre el espacio a otras personas a recibir estímulos sensoriales relajantes y liberantes que los distraigan de sus posiblemente aburridas (aunque no necesariamente) vidas.
3. Me llena de satisfacción e infla mi pecho el poder dar a otros aunque sea una pequeña muestra de afecto en este tan podrido mundo. Es decir, pone un granito.

Y puede que compartan muchas más, como ser un espacio de sana diversión (a bajos o nulos costos), de misterio para los que no van, de reencuentro, de magia y de placer, pero yo me quedo con los tres que he numerado. Me quedo con ellos, porque representan la razón por la cual le "meto el hombro"1 por los laditos a estas audiciones, en mi ya bastante ocupada agenda.

La idea de los eventos surgió de Mauro Z, y tal como se hizo con este colectivo, otros tres nos unimos a su misión aportando unas veces más unas veces menos, nuestra energía. Lo hacemos desinteresadamente y tal vez por eso Mauro ha decidido decir a quien le pregunta que somos filántropos del arte. A veces esto es más sencillo, que explicar las razones no necesariamente convergentes de los cuatro. Otras veces, la gente pregunta que qué significa filántropo, y la conversación puede pasar a tonos filosóficos o simplmente quedarse en una broma. Yo no creo ser un filántropo (aunque no me molesta que Mauro me presente así, tal vez si tuviera mucho dinero sí sería un Mecenas), pues no amo tanto a la humanidad. Paradógicamente tengo mis problemas con ella, con mi misma escencia. Pero esto sería discutido y ampliado el día que pueda hacerlo y en la forma correcta. Por ahora dejémoslo en un entrenamiento para ese día. Por ahora la explicación de filantropía dejémosla en los tres puntos que enumeré y en que ahí les dejo un granito. Tal vez ponga otro, de otra forma y en otro espacio, pero este es mi granito artístico (ante mi incapacidad aparente de dar otro mejor).

Y si. El evento se hizo. En una noche lluviosa y fría, en medio del calor de los participantes y acompañado de cervezas y empanadas. Empezó tarde, como no queremos que sea nuestra costumbre, pero no fue traumático, pues los asistentes también lo hicieron. Salvo para Mauro y para mí. Para él porque alguien a quien esperaba asistió y al no ver las cosas listas emprendió su rumbo, para no volver más en la noche y para mí, por tener a dos personas a tiempo en el lugar esperando, cosa que me pone bastante incómodo por irrespetar su tiempo. Ya saben (quienes han pasado por aquí) lo mucho que lo valoro.

La noche la abrió Mauro Z, y él y Macaco fueron los únicos que hablaron. Los demás sólo lo hicieron entre sí, y por su puesto, cantaron. Yo preferí el silencio. Después de esto, The Beatles con Love me do empezaron la noche de sensaciones. Los cancioneros estuvieron a la altura, salvo por la ausencia de una canción y la constante publicidad no paga a las páginas de descarga.

Se colgaron unas carteleras con unos propósitos raros para los asistentes, pero aún así, fueron llenadas conforme la gente, extraña entre sí (pero qué si igual People are Strange), se ganaba confianza. La venta de empanadas y cerveza al costo fue todo un éxito. Y aunque no dio ganancias, la mercancía fue compartida en un día familiar al amanecer del otro día, así que tampoco se puede hablar de pérdidas. En parte el éxito, se debió a las improvisadas y torpes instrucciones que comparto a continuación. Ellas, llenas de críticas e iniciales confusiones fueron perfectas para robarse la sonrisa de los asistentes y para que el momento compartido fuera más familiar. También nos dimos cuenta que el control social y moral funciona y que al menos los amigos que nos acompañaron ese día son honestos. No se perdió el dinero y no hubo quien comiera sin pagar:

Instrucciones de la venta

1. Las empanadas son a 500 pesos y la cerveza a 1000 pesos
2. Las empanadas son de pollo o de carne
3. La cerveza es póker o costeña
4. Selecciones el producto
5. Si eligió cerveza
5.1. Tome una cerveza de la canasta (al clima)
5.2. Abra la nevera y tome una cerveza fría.
5.3. Sustituya la cerveza fría por la cerveza al clima que tomó
5.4. Cierre la nevera
5.5. Pague 1000 pesos
6. Si seleccionó empanada
6.1. Tome una empanada de la caja
6.2. Pague 500 pesos
7. Si no tiene sencillo tome la devuelta
8. Si no hay suficiente diner para devolverle
1. Anote su nombre en la hoja y la cantidad de dinero que debe
2. Regrese en media hora para ver si hay devuelta.
En medio de la noche, quemamos los cidis de recuerdo a los asistentes y la gente se entusiasmaba con los cambios de ritmo. The Beatles fueron los ganadores de la noche (por ser los más cantados por la mayoría de los asistentes) y hasta pucheros les hicieron, pero la selección, que también recibió críticas estuvo a la altura. La mezcla, que Sama le gusta creer que puede darle una forma diferente a la noche según el orden en que se ponga, estuvo genial. Parece que la creencia de Sama es correcta.

Finalmente en unas controverciales elecciones parece que Rubén Lavoe su Colón, será la siguiente audición. Sin embargo, tendremos que recontear los votos antes de tomar la decisión. A los veinticuatro asistentes, y los anfitriones, muchas gracias por compartir.

Yo aquí en mi casa, descanso y mientras escucho el cidi de la buena velada, pienso en que hacen falta más espacios para compartir.

1. Expresión usada en Colombia (desconozco su origen) para decir que se colabora con algún trabajo. Supongo que proviene de los coteros (cargadores) que cargan y descargan de los medios de transporte la mercancía en sus hombros.

4 comentarios:

Mauro Z dijo...

La noche realmente estuvo excelente, y como en la primera ocasión, tal vez yo era el único que los conocía prácticamente a todos, pero se notó un ambiente de amor colectivo en el aire.

Es cierto que el experimento social funcionó. Alguno de los Filántropos del Arte (no diré quién para no ofender a Macaco) dijo que la idea que tuvimos de colocar un frasco para que cada quien pusiera el dinero de lo que consumía y sacara su propia devuelta serviría para saber con que tipo de alimañas estamos rodeados. Al parecer estamos rodeados de esas alimañas que cual mariposas colorean nuestra vida, o cual luciérnagas son una luz en nuestro camino.

Imagino que más adelante diré más, pero por ahora, también le agradezco a todos los que asistieron, cuando esté menos cansado validaré el listado de los motivos que a mí me impulsan, aunque podría decir que es bastante acertado.

kxi dijo...

Umm, y creo que olvidé decirte que el billete de 50 mil que me habían dicho había en el tarro, era una "broma" de una de las asistentes. Que le pareció seguramente que la idea del tarro era muy descabellada para la audiencia. Contando la plata y lo que quedó, parece que no hay tales alimañas entre los asistentes. Sino de las otras, de las que dices que colorean nuestra vida y alumbran nuestro camino

d4rk45h0m1 dijo...

Honestamente, yo la pasé muy rico... Fué una excelente oportunidad para departir con nuevos amigos y para tomar cerveza barata (jeje)

El sistema de auto-servicio me pareció adecuado para el ambiente, y en ningún momento se me pasó por la cabeza que alguien se las fuera a dar de vivo, me algera mucho saber que estuvimos rodeados de personas "de bien"...

Pero si debo decir que estoy muy en desacuerdo con eso de que ganó Lavoe su Colón, teniendo en cuenta de que fuí testigo ocular de como las tales "elecciones" se constituyeron en una falasia, ya que algunos electores votaron en más de una oportunidad, y hasta por diferentes candidatos... Por ahí alguien tuvo la desfachatez de decirme que así era como realmente funcionaba la Democracia, que quienes escogían eran los que tenían el poder de decidir... kinda sad...

Igual gracias por la invitación, la pasamos muy chévere (aunque no conociamos a nadie, excepto a MZ) y esperamos que nos inviten a la proxima. XOXO!!!

Stefanny dijo...

Que lastima perderme una de estas noches tan especiales y escasas... por favor sea quien sea el ganador dela proxima dejenla pa octubre si??? por fiiiii. Un abrazo filantropos!