miércoles, 25 de junio de 2008

The Incredible Hulk: una resurrección increíble

A quienes aún les haya quedado algún perturbador recuerdo o certeza en un resquicio de su memoria, acerca de la existencia de una película contemporánea basada en la historia de The Incredible Hulk hace unos pocos años, no se preocupen: lo perderán casi de inmediato al contemplar esta magnífica adaptación que tuve la oportunidad de ver el día de ayer. Sin haber transcurrido muchos días desde el estreno de Iron Man, Marvel Enterprises y Universal se anotan un nuevo y alto punto positivo al presentar este filme que continúa con una promisoria y prolongada secuencia de adaptaciones de sus cómics de mayor reconocimiento y difusión.

Como Macaco ya mencionó anteriormente, se aproximan buenos vientos para hacer zarpar la imaginación en buena mar. Por cierto, le agradezco que me haya permitido nuevamente reseñar en este espacio (aunque no recuerdo habérselo avisado... en fin, creo que aún así este artículo será de su agrado).


Un detalle clave que la hace tan agradable es que le da contentillo a grandes y a chicos, sobre todo a los nostálgicos seguidores de la serie de televisión, quienes encontramos en su música incidental, sus reminiscencias y en la caracterización de Edward Norton como Bruce Banner, una gran semejanza al personaje que nuestro recordado Bill Bixby alguna vez encarnó, con sus ojos claros y tristes, su semblante alicaído y su andar cansino, que lo distancian aún más de esa criatura que esconde en su interior. Por otra parte, Liv Tyler no luce tan hermosa y deseable como su reciente antecesora, Jennifer Connelly, pero acierta al realizar un actuación apenas adecuada, desempeñando en su rol la función 'absorbente' de su personaje, necesaria debido al voluminoso protagonismo que Norton le da a Banner / Hulk. Adicionalmente, es gratificante ver la puesta en escena de Tim Roth como antagonista ya que, a mi parecer, éste y Norton tienen estilos de actuación similares. La obsesión de este agente Blonsky por vencer a las huellas que el paso del tiempo le ha dejado, conlleva a permitirse su transformación en aquello que mancilla su orgullo y desea derrotar a cualquier precio, siendo entonces indicada la puesta en escena de Abomination en el momento cumbre y culminante de esta historia.

Como complemento, esta película tiene impactantes escenas de acción y unos efectos especiales muy bien logrados, sin necesidad de ser apabullantes; se nota que su enfoque principal fue lograr hacer de The Incredible Hulk un personaje creíble (valga la paradoja), con detalles bien marcados en sus rasgos y una personalidad propia inviolable; y no un 'Flubber' rabioso, fluorescente y pixelado que fuese capaz de aburrir hasta el más gomoso e infantil de sus seguidores.

No queda más que recomendarles ir a verla en cine y disfrutar de esta entrega, cuya cereza en la cima de la copa es una anhelada escena final donde queda tácito el compromiso de seguirnos dando madera fílmica para arrojar al la incandescente emoción que nos da presenciar proyectos serios y bien pensados, llevados a la realidad (por cierto, traten de ir a vérsela subtitulada; la que ví tuvo un doblaje en español erróneo durante varios pasajes).

3 comentarios:

Macaco dijo...

Pues si, es de mi agrado, me demore mucho viendo el Hulk del 2003 (me ha tomado muchos intentos), es realmente mala sola, y cuando se compara con esta es peor aun.

Claro, tampoco me había preocupado mucho, porque el miércoles anterior publique dos veces y este lunes hice uno que valía por dos, así que el camino estaba completamente libre para que tomaras las riendas. Muy buen artículo. De acuerdo con todos tus puntos, pero quisiera adicionar la inclusión de Lou Ferrigno, que es mas una memorabilia que algo que marque una diferencia en la película, pero es un gesto que los que veíamos la serie de TV, seguro disfrutamos. Ademas, por supuesto, Stan Lee, que aparece siempre en estas como extra.

Mauro Z dijo...

Hey, no sabia que esta era con Edward Norton, interesante.

Me imagino que pronto me la iré a ver, y espero quedar con el mismo buen sabor en la boca que cuando me vi IronMan.

Gracias por arriezgarse por nosotros

Cristian dijo...

Jajaja el dato de lou ferrigno es sensacional, la risa inmediata que despierta en ciertos sectores de la audiencia de a conocer quienes eramos los seguidores de la serie.

A mi esta pelicula me gusto bastante, el cameo de Stark es un detallito que tambien gusta.

En cuanto a Hulk, no se si sabian, pero lo hicieron mas oscuro a proposito, precisamente para quitar los recuerdos de, como bien lo dice Sama, ese flubber rabioso que fue la anterior.

Confieso tambien que no le tenia mucha fe a esta pelicula, e incluso pense que Norton, quien me parece un gran actor, habia cometido un error al tratar de salvar este muerto, pero increiblemente lo hizo.