martes, 30 de septiembre de 2008

Instrucciones para dar en El Clavo

Este mes estamos de cumpleaños, y parece que toda la felicidad que genera celebrar un acontecimiento como este ha hecho que los astros confabulen para que tengamos un mes inolvidable:

1. Nuestras visitas y comentarios han aumentado notablemente.
2. Nuestros lazos de amistad se han fortalecido.
4. Hemos completado con éxito nuestra cuarta audición.
5. Recibimos muchos y especiales regalos.
6. Nuestros concursos han hecho que los lectores participen más y hasta se aventuren a escribir.
7. Y hasta comimos caviar.

Podría decirse, que todas estas cosas, sumadas a un conjunto de técnicas que podría explicar Macaco con mayor precisión, pero que cada vez que intenta hacerlo, sólo Sama le pone cuidado, han hecho que no sólo personas sino empresas nos lean y se interesen en nosotros. Lo cual es curioso, porque a pesar de conocer muchas de las técnicas para aumentar el flujo de visitas no las aplicamos juiciosamente ni nos interesa ser el blog más leído del país (por el momento). Aunque esto inflara el ego de los miembros del colectivo (que ya suele estar bastante inflado, supongo que se debe al Don). En fin, a pesar de todas las técnicas, de todas las mediciones para mostrar quién es mejor blogger, a pesar del medio, a pesar de todo, lo más importante es la producción. Sí, la producción, no la reproducción (aunque una mezcla de ambas es sana). Lo más importante es poder llevar a los lectores nuevas ideas, expresadas de una forma agradable y enganchadora. Lograr esto es más lento, pero creo que vamos por buen camino. Al menos eso cree también la revista El Clavo, la cual este mes, deliciosamente para nosotros y sin que ellos supieran que es el mes en el que el blog cumple su primer año, nos dio un regalo de cumpleaños: dimos en el clavo; logramos una mezcla inicial de producción y reproducción que engancha a nuestros pocos, por el momento, pero muy importantes para nosotros, lectores.

Y dado que la producción es tan importante, este artículo no se publicó el sábado pasado con la etiqueta Sábados de para dónde va el Manual, en la que el colectivo les suelta fragmentos de información que les pueda indicar el norte de nuestra aventura, sino hoy. Me explico: la producción requiere insumos, y mis insumos generalmente no provienen de la vida virtual que llevo (aunque también pueden venir de allí: para la muestra estas geniales instrucciones de un ídolo de infancia), que además es reducida, comparada con otros geeks (ya lo acepté: yo también soy geek) que rondan por este lugar, sino que la materia prima de mi producción proviene de mi vida real, la cual estaba viviendo plenamente el sábado, primero mientras bailaba y luego en un asado-karaoke de celebración del día del amor y la amistad (cualquier pequeñez es motivo para una buena cena con amigos) que pasó hace una semana y media.

Así que para seguir dando en el clavo, Macaco seguirá sacrificándose por nosotros viendo malas películas para poder cumplir su labor social, y también seguirá viendo buenas películas para, ya saben, vivir su vida real; yo seguiré levantando diagramas de flujo mentales del vuelo del zancudo que no me deja concentrar mientras escribo este texto y seguiré criticando los problemas sociales que me molestan mientras divago sobre soluciones que todavía no se cómo llevar a cabo; Mauro Z seguirá leyendo y leyendo, y mientras entra y sale del Aleph que le robó a Borges, nos contará lo que ve en cada viaje; Omaroti seguirá escuchando y tocando notas que para él puedan ser sonantes y para otros disonantes y en ese juego nos deleitará con jugosas descripciones y Sama seguirá entrando y saliendo por la puerta de nuestras secciones dejándonos interesantes correcciones de estilo, carnosos comentarios y textos de una elaboración muchas veces más compleja que la que un simple ingeniero podría realizar, textos que hacen dudar sobre el Don que Sama debería tener, así como sobre su incapacidad para triunfar socialmente.

El Manual de Instrucciones seguirá dando en El Clavo.

10 comentarios:

Obito dijo...

Mis mas sinceras felicitaciones al Manual de Instrucciones por dar justo en el Clavo.

Mauro Z dijo...

Excelente artículo kxi, por supuesto, has dado en el clavo

c1n1c4 dijo...

Muy buen artículo, describiste muy bien lo que sentimos quienes frecuentamos este blog

Y si... toca reconocerlo, soy orgullosamente geek

Macaco dijo...

"Atención Contenido Geek"...

Lástima que lo puse tarde, pero esto debería ir al inicio.

Excelente la descripción de las columnas... deberíamos poner esta en vez de la que tenemos.

kxi dijo...

yo no me opongo

ianck dijo...

ja yo si le decia que no podian escapar de su geekesmo

y que bueno que dieron justo en el clavo y que no le dieron justo con el clavo

kxi dijo...

alguien mencionó algo sobre dar clavo? uuuuiiiichhhc!

WILLCARD dijo...

Felicitaciones por la constancia y perseverancia durante este primer año de existencia, pero no solamente por ello, sino por la calidad de la producción.
Es la primera vez que les escribo, pero les aseguro que desde la creación del blog, he venido visitándolo.

d4rk45h0m1 dijo...

Felicitaciones chicos, eso de dar en el clavo (o dar clavo) no es fácil, pero al parecer ustedes lo logran magistralmente post tras post.

Sigan asi, somos muchos los que buscamos cada dia algo para leer, y las alternativas que ustedes presentan son muy buenas. Y si, hasta yo debo admitir que he contraído algo de ese "geekismo" que aquí parece abundar.

Cristhian Carvajal dijo...

¡Hombe!... Pues qué bueno que llegó justo esta reseña de nuestra REVISTA EL CLAVO en el cumpleaños de ustedes.

FELICITACIONES y espero sigamos muy conectados.

Saludes
CC