miércoles, 15 de octubre de 2008

Los Actores del Conflicto

Los Actores del Conflicto es la historia de un trio de mimos en la olla, a quienes un supuesto mecenas engaña pidiéndoles guardar una misteriosa caja. Al tipo lo encarcelan por narcotráfico y los mimos deciden, entonces abrir la caja, solo para descubrir un arsenal de armas militares.

Contada hasta ahí la película no es sino otra de las tantas que se hacen en Colombia, repitiendo un tema que vemos constantemente en las noticias, y del cual estamos ya algo cansados. Pero lo que hace diferente a esta cinta, de las otras, es que estos mimos intentan aprovecharse de la situacion, tratando de huir a España como refugiados.

Con estas armas, y haciendo el papel mas importante de su vida actoral, se van a una zona de conflicto y se ponen en contacto con el Alto Comisionado para la Paz, al que se le presentan como reinsertados. A este le piden asilo en la Madre Patria, a cambio de dejar su vida guerrillera y de entregar el arsenal en su poder. Muy buen plan, de no ser porque al enfrentarse a la realidad, al verse entre cañones de guerrilleros, paramilitares, ejército y narcotráfico, al ser además de países en dificultades diplomáticas, ya que la chica es venezolana, se les empieza a enredar un poco la pita.

En definitiva, esta NO es una película más acerca del problema de seguridad en el que estamos viviendo, es una película para reírnos un poco de toda la querella de un trío de ilusos que intentan aprovecharse de ella.

Sólo un detalle no me permitió gozármela hasta el fin, y es precisamente el final de la misma, que me parece que quedo abierta y sin ir a ningún lado.

P.D. Gracias a Mauro Z y a Sama por cubrirme en este tiempo "ausente", y a los lectores que tomaron el reto de escribir esta columna.

4 comentarios:

La Marín dijo...

Lo que mas me gustó de esta película fue la forma en que la problemática colombiana fue abordada sin necesidad de profundidad ni trascendencia, por el contrario fue jugar bastante con lo absurdo y la ingenuidad que aún puede llegar a caracterizar a los colombianos. Me divertí y aunque no es la mejor película, la recomiendo, algo diferente para el cine colombiano aunque a primera vista pareciera la repetición de la repetidera.

d4rk45h0m1 dijo...

Tuve la oportunidad de gozarme esta película bajo las circunstancias más absurdas: de paseo en Armenia.

La verdad me rei mucho, la trama esta bien manejada y no cae en el cliché de cine Colombiano de explotar el conflicto con tintes de drama excesivos.

Espero que hayas descansado en tus vacaciones, Mac!

Sama dijo...

Hoy me la invitaron a ver en cine. Es buena y me gustó. Esperaba divertirme más viéndomela y no fue así... por fortuna, porque la verdad el humor en ciertos momentos es más negro de lo que me esperaba. Hay escenas muy duras con los secuestrados.

Otra cosa para destacar es la actuación de Mario Duarte. Es un gusto ver como se desenvuelve con su rol, sin necesidad de ser tan complejo.

kxi dijo...

Ayer nos vimos la película. La verdad es que no se si me he sensibilizado por estos días o qué, porque a pesar de que me gustó, no pude disfrutar como normalmente lo haría el humor negro que el director le imprimió a la película. La verdad, es que la sufrí. La sentí, y mientras la gente reía, yo lloraba. No es cruda, pero lo es. Y el mensaje tranquilo, la historia por debajo, me dolió. La película es buena, a propósito.