sábado, 25 de octubre de 2008

Cuando uno tira una papa, da papaya

  • Qué importa que todavía no se hayan cumplido los compromisos que hizo el gobierno con las comunidades indígenas (creo que todavía no se han cumplido en su totalidad ninguno de los compromisos que hizo en campaña con el pueblo).
  • Qué importa la cantidad de indígenas que marchen.
  • Qué importa la cantidad de corteros que los acompañen.
  • Qué importa que la causa de los indígenas sea justa o no lo sea.
  • Qué importa que el presidente del país salga a decir la cantidad de tierras que le ha entregado sin mencionar que sólo él tiene más que todos ellos.
  • Qué importa que el socio comercial más importante de Colombia, ahora en elecciones, esté mirando como un racista a su gobernante por el manejo que le ha dado al conflicto.
  • Qué importa que al parecer si no son con disturbios, no se escuche al pueblo en este país.
  • Qué importa que la media internacional que sólo huele feo, en vez de apestar como la media local sea quien destape los horribles sucesos del día a día de las marchas, mientras esa media que nos pertenece nos inunde con farándula.
  • Qué importa si la policía metió unas instrucciones para armar una papa-bomba entre los indígenas o si fue la marcha indígena manipulada por la guerrilla para desestabilizar el estado colombiano.
¿Saben qué es lo que realmente importa?

Que cuando uno quiere reclamar algo a través de las vías de hecho, pasando por encima de las vías de derecho, deslegitima toda protesta. Lo que realmente importa es que cuando uno arma una papa bomba y la ingresa a una manifestación, así la tire o no, lo que hace es dar papaya, no dar papa. Permite que la otra parte incumpla su parte del contrato, con la excusa de que usted también lo hizo. Y darle papaya a un estado tan inteligente y maquiavélico como el actual es muy peligroso. Para ver si los protestantes siguen armando papas... ¡Gracias por nada!

9 comentarios:

ianck dijo...

eso es correcto, con cualquier acto de violencia que se ejecute en una protesta esta pierde todo su estatus y se transforma en un disturbio quitandole toda legitimidad y pasa de ser un acto politico a un acto belico

lo malo es que en este pais tampoco estamos dispuestos a hacer protestas realmente pacificas en las que no se garantice nuestra seguridad fisica, no sabemos dar la otra mejilla

por ultimo estoy de acuerdo con que el gobierno de uribe solo persigue intereses particulares, pero estas protestas que han surgido ultimamente tambien los tienen, solo que su verdadero autor no es tan claro

kxi dijo...

Si estoy también de acuerdo, en que de los intereses, también particulares de la contraparte, que le ha hecho una histórica contraposición al presidente, no se conoce claramente quienes son los interesados. Y que el medio puede ser repugnante.

Anónimo dijo...

PERO AUN ASI, EL FIN NO JUSTIFICA LOS MEDIOS, SI C HACE UNA MARCHA PACIFICA O NOS IGNORAN POR COMPLETO O SIMPLEMENTE NOS PONEN PAÑITOS DE AGUA TIBIA, EL UNICO MEDIO QUE SIRVE ES EL DE HECHO, SINO MIREMOS UN PANORAMA NACIONAL. COLOMBIA ENTERA NO ESTARIA TODA PARADA POR LA FALTA DE GESTION Y DE HUMANIZACION DE UN PRESIDENTE QUE SOLO PIENSA EN SU SEGURIDAD DEMOCRATICA, SIN PENSAR EN LAS CONDICIONES DE VIDA DE NUESTRO PUEBLO, PIENSA SOLAMENTE COMO MANTENER SOLVENTE Y ESTABLE LAS ENTRADAS DE LOS GRANDES TERRATENIENTES, LOS INDIGENAS, LOS CAÑEROS, LOS FISCALES, LOS HOSPITALES, LOS ESTUDIANTES Y EL PUEBLO EN GENERAL NO ESTAMOS RECLAMANDO NADA EXORBITANTE, SOLO SE PIDEN CONDICIONES DIGNAS DE VIDA.... Y ESO EN ESTE PAIS NO EXISTE.... EXISTE LA SUPERVIVENCIA.... ARREGLESELAS COMO PUEDA.....

NATALIA PEÑA GALVIS
ESTUDIANTE GEOGRAFIA
UNIVERSIDAD DEL VALLE

kxi dijo...

No entendí tu comentario Natalia. Si el fin no justifica los medios, entonces qué justifica las vías de hecho? O te equivocaste en la expresión o simplemente estás de acuerdo con Maquievelo. Yo lo estoy, en algunas ocasiones lo estoy. Tú? Parece que también.

Sama dijo...

Por mi parte, lo único que lamento es la poca difusión que le han dado a través de los medios a esta importantísima reunión, de la cual depende el futuro de muchos colombianos. Ahora, con lo de la fuga del ex congresista Lizcano, mucho menos.

De resto, nada justifica una papa bomba, así como tampoco la intromisión de subversivos en una manifestación pacífica. En búsqueda de la atención, se tergiversa la identidad de toda una comunidad, y la violencia sólo acentúa ese estigma de 'indios' que aún permanece arraigado incluso en nuestra jerga coloquial.

ianck dijo...

jo pues entonces hay que tomar accines de hecho, pero una accion de hecho no es igual a una accion violenta usted puede hacer acciones de hecho trabajando, educando, responsabilizandose por la parte que le toca, pagando sus impuestos y con su trabajo legitimizado dar ejemplo a la siguiente generacion y por que no a la actual para que el pais se constituya realmente.

o si bien puede escojer la accion de hecho de la violencia, pero entonces tendra que asumir las consecuencias que trae esta por ejemplo los heridos y los dioses no lo quieran los muertos que su accion violenta de hecho desencadene tal vez asi logre intimidar a aquellos que estan cometiendo los atropellos o logre que agentes externos noten la situacion y entren a mediar y por que no logre en un acto sin presedentes derrotar a un ejercito mejor armado que usted y hacer la diferencia .

sea cual sea la accion de hecho que usted tome no lograra hacer que los intereses particulares los atropellos y las manipulaciones desaparescan pues siempre habra alguien con hambre de poder y dinero con la inteligencia suficiente para aprobechar la situacion aun a costa del bienestar del progimo.

kxi dijo...

Qué buen espacio de participación se ha generado.

PS: Yo también sentí como que me gritaban, pero luego asumí que no se conocía esa convención por parte de Natalia, en vez de verlo como una arenga.

Mauro Z dijo...

Yo entiendo que una cosa es una cosa, y otra cosa es otra cosa.

Estoy completamente convencido que se debe luchar por lo que se considera justo, y no se deben escatimar esfuerzos si uno está seguro que su causa es justa y necesaria.

Lo que no le veo razón de ser, y no lo puedo justificar nunca, es lastimar a un ser humano. No me importa como esté vestido este ser humano, si con pintas autóctonas, si con pinta universitaria, si encapuchado, si camuflado, si con uniforme verde (como para fumárselos), si con bata de médico, si con corbata.. lo que sea, destrás de esas ropas, hay una persona, una persona que siente, que le duele el tacto en la piel, que disfruta todos los días del olor del café en la mañana, que tiene sueños, que tiene personas amadas y a las que ama. Sea quien sea, sea lo buena o malagente que sea, una persona es una persona, nuestro semejante, y hacerle daño deliberado a un semejante, sea en el contexto que sea, es algo sumamente destructivo para el alma, para la razón.

Se que también es destructivo para el alma y para la razón ver como día a día se van pisoteando nuestros sueños, y se nos lleva a esa supervivencia, pero llegar a la violencia es rebajarse al nivel del otro, es decir que está mal que me pisoteen pero a cambio querer pisotear yo... NO, ESA NO ES LA FORMA, NO PUEDO DAR EJEMPLO LASTIMANDO AL PRÓJIMO, DETERIORANDO SUS PROPIEDADES CON GRAFITIS, DESTROZANDO SUS VIDRIOS, EXPLOTANDO SU PIEL Y SUS SUEÑOS.

Si yo quiero que se me respeten mis sueños, debo, TENGO, que respetar el de los demas, empezar por el ejemplo es el primer gran paso. De ahí, lo siguiente es ser estratégico. No esperar que las cosas se piden y se dan, si eso no beneficia al otro, pero si se contruye sociedad, si se genera riqueza equilibrada en donde se necesita, si se lucha con hechos, datos, razones, si de VERDAD se quiere hacer algo que trascienda en el tiempo, una medida de Hecho violenta nunca será el camino.

Yo creo en lo que estoy diciendo, incluso por eso mismo es que en vez de invertir mi tiempo y mis recursos en caminatas, protestas o ataques, decidí invertirlo en especializarme en Gerencia Social, se que los impactos sociales son gigantescos, pero tambien se que esas medidas de hecho, especialmente de esa forma tan aislada y desordenada, no pasará más lejos que una mala noticia en una media amarillsita, y será olvidado por el colectivo, y solo guardará rencor por muchos años en el corazón de los que llevaron del bulto.

Por cierto, ianck, no te creo que no estemos dispuestos a hacer protestas realmente pacíficas, las dos protestas mas grandes de este años han estado bajo un marco de convivencia ciudadana realmente insuperable. Y no consiste en dar la otra mejilla, consiste en hacer las cosas de la forma apropiada para que nunca se alcance la primera mejilla, para no darles la razón para lanzar la bofetada.

c1n1c4 dijo...

Mauro, haz expuesto un par de puntos que son muy importantes, la verdad tu y Kxi dieron en el clavo.

Lamentablemente es común confundir protesta con vandalismo, o creer que la una inevitablemente debe incluir a la otra. Esto desdibuja todo el sentido de la protesta, generando inconformidad e incluso haciendo que la opinión pública se coloque en contra de los manifestantes (llaménse indigenas, estudiantes, sindicalistas, victimas del conflicto, etc.)

Es cierto que el estado contribuye al ámbiente cargado de violencia en las marchas y manifestaciones que se realizan a lo largo del país, además para nadie es un secreto que los tanto los grupos de extrema izquierda como los de extrema derecha intentan (a veces con marcado éxito) infiltrar este tipo de actos. pero como dice Kxi en su acertada entrada; quien da la papaya es el que termina sufriendo las consecuencias de sus actos equivocados. Nada justifica la violencia en medio de una protesta. ni la violencia de los que protestan, ni mucho menos la de las fuerzas públicas que confunden su deber de conservar el orden, con el supuesto "derecho" a disparar a la mas minima provocacion (o en ausencia de esta).

Esta es mi humilde opinión