martes, 27 de enero de 2009

¿Y cómo se va a San Cipriano?

Bueno, no puedo decir que esto me pasa desde que comencé a trabajar de nuevo, porque la verdad no he parado de trabajar desde, umm..., julio de 2007 que salí a vacaciones por última vez? Pero sí es cierto que por momentos se aumentan los picos de trabajo y ahí es cuando falta un poco mi presencia en este blog. El artículo de hoy, es precisamente para los que quieren descansar de sus trabajos.

San Cipriano es una comunidad a dos horas y media de Cali, en el municipio de Buenaventura (bueno tengo mis dudas de si pertenece a Buenaventura o a Dagua, pero por la proximidad me aventuro aseverar que se encuentra en la primera). En él hay un río precioso, cristalino, y delicioso y para llegar a él hay que montarse en una bruja. Ok, hasta ahí. Lo demás que viene es sólo mi muy humilde punto de vista de un lugar al cual no entiendo por qué no había ido antes. Es un poco el paraíso en la tierra. Y lo de humilde lo digo porque otras personas ya han registrado la preciosidad del lugar. Sólo miren:

Según Santiago (y la versión que más me gusta); según Vera Carvajal; según Orion137; según ewakulak; según cali.vive.in; según Galería Colombia; según Gustavo Guerrero; y según yo:

A San Cipriano se puede ir y volver, o ir quedarse y volver. O claro, ir y no volver, pero esto ya es otra cosa. En mi caso hablaré de la primera forma. Ir y volver. A veces incluso mi tiempo de ocio es programado. Lo cual suele ser una burla para algunos de mis amigos, pues por definición, el ocio no debería ser programado. Pero esa discusión será para un sábado.

Para ir y volver a San Cipriano usted puede conseguir un vehículo y llenarlo de gente para que pueda distribuir los costos de gasolina y peajes o puede pagar un pasaje de bus. La recomendación es la primera, por comodidad, intimidad y costo. Igual, en cualquier caso, hasta aquí usted no habrá excedido los 10 mil pesos de su presupuesto.

Procure salir temprano de su casa (tipo 7 am) para que pueda disfrutar la mayor cantidad de horas en el río, pero sobre todo para que al llegar al río no le toquen los peores neumáticos. O algún estafador como Yordy que le alquile un neumático que se desinfle en los primeros cien metros de río por el precio de uno que tiene el doble de tamaño.

Usted puede llegar a San Cipriano por Córdoba, después de pasar el quinto y último túnel que hay en la carretera Cali-Buenaventura en cuyo caso se encontrará con un grupo de jóvenes de la zona que lo esperarán con un efusivo saludo: "busca parqueo", "yo lo llevo", "yo le indico", "venga conmigo", en fin, la guerra del centavo. Cual gallinazos lo atacarán. Usted siga derecho, que igual en el pueblo hay más. Eso sí, tranquilidad, puesto que ellos correrán a su lado en incluso se colgarán del carro. Simplemente tranquilidad. Hágale caso al que mejor le caiga, o al que quede vivo, después de la rapiña y parquee donde le digan. Igual, también puede llegar por una entrada que se encuentra después de pasar el segundo túnel en donde no será perseguido por los jóvenes para parquear el carro, pues tendrá que dejarlo a la orilla de la carretera. En el primer caso usted tomará una brujita para devolverse a San Cipriano que pasará por unos puentes y en el segundo caso usted tomará una brujita que irá hasta San Cipriano que pasará por unos túneles.

¿Y qué es la famosa brujita? Pues bien, como se veía en los artículos referenciados, no se trata de una señora ni vieja (ni joven como la describen ahora las nuevas historias infantiles londinenses) con poderes mágicos, sino de un medio de transporte usado por los lugareños. Un tablón con unas ruedas metálicas acuñadas para deslizarse por la vías férreas en las que otrora iría la mercancía hacia el puerto de Buenaventura. El tablón era impulsado hace algunos años por la fuerza de los lugareños usando un palo y así mismo era frenado por la fricción de este, y en algunas ocasiones no era frenado. Conozco casos de personas que perdieron a seres queridos por la colisión de estas brujitas. Hoy en día las brujitas tienen además una moto que las impulsa y las frena, además de alumbrar el camino con su bombilla. Una maravilla. Claro, pierde un poco la magia, pero se ahorra tiempo, se gana seguridad y se pierde un poco la dominación implícita que se ejercía entre el turista y el pobre joven-esclavo que impulsaba la bruja. Debo decir que la experiencia fue muy agradable. Se paga adelantado el viaje ida y vuelta (creo, si mi memoria no me falla que son 8 mil pesos). Si quiere también puede comprar una botella de arrechón en el camino o al llegar al pueblo.

Al llegar a San Cipriano, el ambiente se vuelve mágico. Hay una cancha de fútbol de tierra en el pueblo que de día recibe a los turistas del río y de noche los recibe con fuertes descargas salseras. El lugar se encuentra en una reserva natural cuidada por la CVC, llena de tarros de basura, pulcritud y calor. La recomendación es voltear a la derecha después de la cancha de fútbol y buscar a doña Sinfo. Qué mujer tan amable. Con ella podrán dejar las cosas, cambiarse y dejar cuadrado el almuerzo. Que además cocina delicioso. Posteriormente podrán ir a negociar el neumático. Que claro no es obligatorio, pero si se quiere bajar por todos los charcos, es altamente recomendable. Lo que no es recomendable es alquilarle el neumático a Yordy (como consumidor, mi venganza es hablar mal de quien me presta un mal servicio). El almuerzo podrá costarles entre 7 mil y 10 mil pesos mientras que el flotador alcanzará su valor máximo en 10 mil pesos, pero lo normal es que uno decente les cueste 4 mil pesos (también aumenta su valor con la demanda).

Una vez tenga su neumático flotador (el cual recomiendo compartir con alguien, claro esto depende de su ego-ísmo) la recomendación es caminar hasta el último charco para que pueda disfrutar el recorrido completo. Esto le tomará aproximadamente media hora. Pero si la flojera le puede, tírese donde le venga en gana (todos los charcos son buenos). Como estará todo el tiempo en el río sólo lleve una maleta que pueda mojar en la que pueda llevar agua, para el cansancio y tal vez algo de comer como maní o galletas. El resto una pantaloneta una camiseta y zapatos para caminar en las piedras. Para las mujeres se pueden ir desnudas. Es broma, igual que los hombres, pues es para protegerse del sol y de las posibles alergias que puedan tener a los componentes de los neumáticos. Claro pueden llevar su vestido de baño abajo como es lo normal que se haga.

Después de esto sólo basta dejarse llevar por la corriente y disfrutar de los rápidos. En cada charco aproveche para hacer inmersiones que en ocasiones pueden llegar a los doce metros de profundidad. Lo cual también le permitirá clavar desde los bordes del río. Disfrutar, es la consigna. También puede cerrar los ojos y dejarse llevar en los tramos lentos en una paz única que los cantos de los pájaros y la viveza de la selva le otorgarán. Con los ojos abiertos también podrá observar el firmamento, las hojas bailarinas de los árboles, incluso el juguetear del agua. Todos sus sentidos serán testigos de esta mezcla de placeres que por aproximadamente cuatro horas (si quiere más) usted gozará. Sólo déjese llevar y permita que la lluvia que visita con frecuencia el río, sea con usted y él uno solo. Nade, ríase, cáigase, goce. Al llegar, con hambre, doña Sinfo lo esperará con un suculento pescado frito. Que lo dejará listo para volver en paz a la selva de concreto. Eso si, si quiere se queda a la rumba y en una casa o en una carpa prepárese para un día siguiente libre en el que pueda registrar (si quiere) fotográficamente todos esos momentos que la primera vez no pudo. Igual siempre se quedará corto para lo que realmente disfrutó. Y claro, al pagar el parqueadero, que son 3 mil peso, la bolsita de cinco chontaduro a mil pesos, que en Cali valdría 5 mil pesos, y cualquier otra pendejada usted sólo habrá gastado máximo 40 mil pesos por estar un día en el paraíso.

A propósito: ¡Hoy cumplo años! lo cual siempre me hace muy feliz. Debe ser porque los vivo plenamente. Feliz cumpleaños a mí :)

18 comentarios:

Mauro Z dijo...

Claro, como no pude ir en estos días que mis amigos fueron, entonces publicas esto para que me de aun más envidia y se me agranden aun más las ganas que tengo desde el año pasado

Pero bueno, San Cipriano es siempre recomendadísimo para todo el mundo.

Un consejo, si quieres tomar fotos y hacer el recorrido, se toman las precauciones de siempre, mete tu cámara en una bolsa, ciérrala con un buen nudo, luego guardala en otra, a esta tambien hazle un nudo.. y por último consiguete una bolsa Zip y metela ahí... por mucho que te sumerjas, si sigues bien las instrucciones es muy posible que puedas tomar fotos en cada charco

kxi dijo...

jejeje. Pues tenemos que ir otra vez, para que pueda retratarlo. Si quise seguir las instrucciones de la càmara, pero me dio miedo (estaba estrenando también). Asì que intentè conseguir una de agua pero todo estaba cerrado ese dìa temprano.

Macaco dijo...

De este viaje yo me di cuenta cuando lo organizaban... lástima que era para una época en la que no podía ir.

Para el próximo me avisan, porque visitar el paraíso por 40mil es algo que hay que aprovechar.

K-chu dijo...

San Cipri es lo máximo!!!!! :) Fui hace tres años larguitos y me encantó. Tengo que volver, ojala de este año no pase...de verdad es baratísimo y te pegas una desconectada tenaz :D

Obito dijo...

Todavia no conozco San Cipriano, y si Dios quiere esta semana santa me estare pegando el viajecito. Solo una cosa, el articulo hubiera quedado mejor si se hubiera reforzado con unas buenas fotos del rio y sus paisajes.

d4rk45h0m1 dijo...

Feliz cumple kxi!!

La primera vez que fui a San Cipriano transcurría Noviembre del 2004, y logramos llegar con las indicaciones de una pareja de amigos que iban mucho.

A mi si me tocaron las brujitas de antaño, las impulsadas con la vara... que al fin y al cabo me siguen pareciendo mejores ya que no contaminaban el ambiente con humo ni con ruido. Y eso fue también antes de que los operadores de estos "vehículos" se sindicalizaran...

Olvidaste una parte muy importante, que para mi es vital: pasar la noche. Para mi es algo espiritual quedarme. Alla he visto el cielo más estrellado que te podás imaginar! Cuando no llueve en la noche, es maravilloso!

Si, ya me antojé de ir también... si van a armar paseo conviden!

Anónimo dijo...

feliz cumpleaños
bendiciones y que siga la fiesta.

kxi dijo...

Muchas gracias anónimo. Después de muchas peleas, ahora das un gesto muy amable.

Cristian dijo...

La primera vez que fui a San Cipriano lo hice en unas brujas armadas por nosotros (Estaba en los scouts y las hicimos para otro paseo) y decidimos bajarnos en loboguerrero y echar bruja hasta san cipriano.

Duramos casi 12 horas en bruja, tuvimos 2 accidentadas (ibamos 12 personas en total) y llegamos de noche a san cipri alumbrando linternas.

Con todo y esto fue un paseote, me dieron ganas de volver.

kxi dijo...

Ufff Cristian, los mejores paseos son así. Y la verdad es que te envidio semejante aventura.

Andrés M. dijo...

San Cipriano es lo máximo! Por acá un video para que se hagan la idea de cómo es viajar en brujita :P http://blip.tv/file/1352203 Saludos!

kxi dijo...

Excelente. Gracias por el video!

Anónimo dijo...

cual video....??? yo lo quiero ver!!!!!

kxi dijo...

Allí está el vínculo: http://blip.tv/file/1352203 Saludos!

Anónimo dijo...

hola quiciera saber algo.
vamos a viajar a san cipriano esta semana, pero tenemos una bebe de 8 meses. Es seguro viajar?

Mauro Z dijo...

No debiera haber mayor problema, solo tomar algunas medidas básicas. Por ejemplo, ademas de la brujita hay una pequeña locomotora que va hasta el pueblo, en ese caso te recomendaria que fueras en ella que es mucho mas segura que la brujita.

Y de resto, es una salida de campo normal, cuidarla del agua porque o es rapida o es profunda, pero mientras estes pendiente deberia ser algo muy agradable para todos

Anónimo dijo...

De verdad, si vale la pena visitar tan especial paraje, puesto que allí se disfruta de paisajes espectaculares desde cuando se aborda la "brujita" y al llegar a San Cipriano se goza de la hospitalidad de sus moradores. A quienes han comentado sobre las bondades que brinda este singular sitio, les ha hecho falta mencionar la caminata que se hace hasta las
cascadas por un sendero de dificultad media, cuya travesía dura aproximadamente una hora,y en donde podemos tomar un refrescante baño.Para no correr el riesgo de extraviarnos en la travesía debemos contratar los servicios de un guía, quien nos ilustra sobre las características propias de este recorrido,donde cruzamos por sitios poblados de elevados árboles.

victor muñoz dijo...

aun no he iido a san cipriano pues no viajo mucho el en el kolegio dan pokas bakaciones ii "" no habia dinero "" pero con lo ke kuesta ir a san cipriano no se necesita ni lo ke me imaginaba tengo tantas ganas de ir realmente me frustra ke muchos colombianos vallan de tour a otros paises gastando millonadas cuando colombia es un pais precioso, hermoso
en cuanto a su naturaleza jeje despues de ke uno no se encuentre a la guerrilla pero de resto ke lastima ke desconoscamos las bellezas de colombia