martes, 24 de febrero de 2009

Y para disfrutar del Carnaval de Barranquilla...

Muy acorde a la situación (en este momento deben estar comenzando a llorar a Joselito, o tal vez unas horas más tarde), publico este artículo de una lectora del Manual, que precisamente para que no me quedara sólo con sus instrucciones me llevó a conocer el Carnaval directamente y presentarme su ciudad de fiesta. Gracias Clau (por todo). Por mi lado lloraré un poco, pero no por Joselito, sino por no haberme quedado en Barranquilla para disfrutar el Carnaval de forma completa. Nota: Las fotos son mías, nada más para que se antojen.

Anualmente y tan religiosamente como la Semana Santa, se lleva a cabo uno de los mejores carnavales del mundo; el Carnaval de Barranquilla, un pecado tan delicioso e intenso que manda a todos sus participantes a la Cuaresma para que después de recibir la Señal de la Cruz al final de los carnavales, tengan el tiempo necesario de arrepentirse de todos los pecados cometidos y preparar el alma para la Semana Santa…

Este carnaval es tan increíble que una vez termina, ya quieres que vuelva a empezar, por eso en Barranquilla desde el momento en que el reloj marca las 00:00am el 31 de Diciembre de cualquier año, suena una cumbia que hace estremecer a todo buen barranquillero y empiezan las fiestas!!!

Hay quienes dirían que Barranquilla siempre está de fiesta, pero la verdad es que se trabaja, y tal vez más de lo que se trabaja en otras ciudades, pero ese no es tema de este artículo; claro que si usted lo quiere comprobar, pida un traslado a esta ciudad e intente aguantar una jornada laboral bajo la temperatura habitual.

Ahora, retomando el tema del Carnaval, es importante decir que como todo gran evento, tiene un pre-evento en el que se le hace toda la divulgación necesaria y se crea expectativa en los clientes; sin embargo, los participantes de este majestuoso evento se empiezan a preparar desde Diciembre o Noviembre del año anterior para que nada salga mal y poder divertirse al máximo.
Si piensa ir a un Carnaval tenga en cuenta que:

1. Tiene que aguantar una rumba de 22 o 24 horas por 4 días, es decir de 96 horas!

2. El sol no debe ser un impedimento para disfrutar de un buen desfile, para bailar al son de un grupo de millo o de una papayera.

3. Prepárese, agua, maizena (no harina) y espuma es lo que va a recibir y si va al festival de la cerveza, prepárese para que le caiga muuuucha cerveza.

4. No se preocupe por el dinero, el evento se adapta a sus necesidades, usted sólo diga cuánto tiene que se le cuadra la rumba.

5. Lleve un par de tennis y jeans, ropa ligera, nada complicado.

6. Si no sabe bailar cumbia o mapalé, el Manual le ayuda con las Instrucciones para bailar Mapalé sino, no se preocupe, en Barranquilla se le da la oportunidad de que aprenda a bailar, a sentir la música, a moverse tan rápido como ella suena, y no se preocupe si no puede seguir el ritmo de los tambores, los barranquilleros le harán una rueda y tratarán de ayudarle.

7. Relájese y disfrute, serán 4 días que no va a olvidar jamás.

Y… Que viva el Carnaval de Barranquilla porque “Quien lo vive es quien lo goza!!!!

3 comentarios:

Mauro Z dijo...

Buenas instrucciones, que creo que trataré de seguirlas, de alguna forma tendré que asistir a algún Carnaval :P

d4rk45h0m1 dijo...

Que envidia me corroe! El Carnaval de Barranquilla es una de esas cosas que tenés que hacer aunque sea una vez en la vida, aunque estoy convencida que si uno va una vez siempre querrá volver.

Yo quiero ir... ya será el próximo año!

kxi dijo...

Debo decir, por mi parte, que aunque fue fugaz, el Carnaval me pareció fenomenal. Debo repetirlo, pero esta vez sin palco, y con muchos amigos. Inmerso en el pueblo, participando del festival de la cerveza. Sin dormir, como antes.