jueves, 5 de marzo de 2009

¿El Jueves de qué?

Como se pueden haber dado cuenta, hasta la semana pasada fue el Mes de Tributo, donde por tres semanas nosotros intercambiamos columnas, y una última semana los lectores se encargaron de llenar estos espacios con sus palabras y sus sueños.

O bueno, casi todas las columnas. Algunos artículos se publicaron tarde, porque llegaron tarde o porque nosotros nos distrajimos; y así obtuvimos, escritos por lectores, artículos para un Lunes de Mal Cine, un par para el Martes de Instrucciones y Pasos, un Miércoles de Buen Cine, un Viernes de Sonancia y Disonancia, e incluso un Sábado para Criticar y Divagar (con una hermosa crítica de la persona menos esperada, por cierto). Como vemos, solo una columna no publicó en esa semana, el Jueves del Aleph.

La verdad es que varias personas me preguntaron por que sucedió eso, y yo, acompañado de lo que suelen ser mis prolijos discursos, me limité a subir los hombros y colocar cara de ponqué. Podría ser que simplemente no se sabe que se escribe en esta columna, o que no se tiene ni la mas puerca idea lo que es un Aleph, pero pueden ser muchas cosas más. Y justo cuando estaba discutiendo eso con mi amigo Er (que mandó un par de artículos la semana pasada), hizo el comentario al aire "eso podría dar para un Aleph". Inicialmente rechacé la idea, porque no quería que esto pareciera una pataleta porque no se habían mandado artículos. Luego reflexioné y recordé que la mayoría de nuestros lectores son personas con altísimo criterio, que pueden distinguir un texto con un objetivo (como el de encontrar múltiples interpretaciones) de un texto escrito por pataleta.

Y así llegamos aquí, con un objetivo, listar las múltiples causas probables por las que no llegó ningún aleph la semana pasada. Los primeros ítems de la lista son cosas que otras personas me dijeron y las cuales vale la pena compartir:

- Nadie entiende que se escribe en esta columna: Y por supuesto, si no se sabe que se escribe, pues nadie puede escribirla.

- Nadie sabe que es un Aleph: Puede que conozcan la dinámica de la columna, pero si no saben lo que es el nombre, no se animan a escribir nada en ella.

- "Le diste tu toque personal": Como Mauro Z le dio su toque personal, a mucha gente le puede gustar, pero nadie se siente tan identificado como para querer escribir en la columna.

- Los lectores del Aleph son unos vagos: Justamente los que les gusta esta columna, y se sienten cómodos para escribir en ella, tienen la particularidad de ser unos enormes vagos y aunque les da ganas, no lo terminan haciendo.

- No tiene lectores el Aleph: Aunque lo pareciera, en realidad nadie lee esta columna, y por ende no hay quien escriba en ella.

- Los que les podría haber gustado escribir, no se dieron cuenta que tenían la opción: Podría ser que algunos lectores de esta columna solo leen columnas específicas y nunca vieron la convocatoria.

- Todos los que leen esta columna viven en el futuro: Y claro, como pocos tendremos acceso a la tecnología que permite enviar al pasado textos, pues no nos han llegado aun.

- Los lectores son discapacitados: La mayoría que lee el Aleph son cuadrapléjicos, mancos o cosas por el estilo, por lo que pueden disfrutar de la columna, pero físicamente no pueden escribirla.

- Los lectores del Aleph son perfeccionistas: Muchos lectores escribieron textos para esta columna, pero como todos son perfeccionistas aun les están realizando correcciones a sus textos... ya llegarán.

- Hubo congestión en el camino: Fueron tantos los textos que se escribieron, que se amontonaron unos al lado de otros, y no cupieron por la banda, por más ancha que fuera.

- Por conspiración rusa: El gobierno ruso no está de acuerdo con que las personas escriban Alephs pues eso puede traer un desequilibrio en los sistemas socio-económico-políticos, por los que interceptaron, torturaron e interrogaron a cada texto que intentó entrar a mi bandeja de entrada.

- Por conspiración del destino: cada que un lector escribió un Aleph, en el momento que escribía el punto final (justo antes de guardar y por supuesto, de enviar) le dio un ataque cardiaco que hizo que el escritor cayera fulminado y nunca nos pudo llegar el texto.

- Por Indeseables: Tal vez si enviaron muchos, pero todos llegaron a mi carpeta de correos no deseados (changos, no caí en cuenta de esto, creo que cuando acabe aquí iré a revisar esa carpeta :P).

Bueno queridos lectores, ¿cuales de estas creen que son las que realmente sucedieron?, ¿o les pasó algo diferente?

6 comentarios:

Ianck dijo...

yo queria escribir para esta columna, pero soy pesimo escritor y ademas no disfruto mucho de la actividad, el otro texto quedo en el sabado por que definitivamente no era un aleph

de verdad me hizo falta el ejercicio mental de los jueves

yo habia pensado la posibilidad de que Z pensba que los texto que le habian pasado no tenian la calida necesaria y por eso prefirio no publicar ninguno
pero por lo visto eso queda descartado

Ianck dijo...

por cierto, ¿por que la persona menos esperada?

Er dijo...

Mauro,
Pienso que te faltaron dos opciones, ya que no me he identificado con ninguna de las propuestas:
- Ninguna de las anteriores
- Todas las anteriores

kxi dijo...

Voto por todas las anteriores incluyendo las que han dicho en los comentarios (es el Aleph no?)

Macaco dijo...

Yo creo que nadie escribió porque el silencio es el que más interpretaciones permite tener.

Obviamente todas las interpretaciones son erróneas.

Mauro Z dijo...

Ianck, que te digo, definitivamente nadie esperaba un texto así de tu parte.. pero fue genial que lo compartieras.

er, tienes razón, esas faltaban.

J, si, ese Todas las Anteriores, que incluya Ninguna de las Anteriores solo es posible dentro de un Aleph

Macaco, que decir, con lo que has escrito, creo que no pude haber tenido mejor aleph que el que tuve el jueves, lástima que no había espacio para comentar las interpretaciones

Que bueno que es tener lectores como ustedes