sábado, 14 de marzo de 2009

El mejor trabajo del mundo

Hace aproximadamente un mes recibí un correo de un amigo mío titulado: "El mejor trabajo del mundo". Me pareció curioso que justo acababa de hacer mi revisión semanal de la consulta de empleos donde busco qué ofrece el mercado para mí. Umm, quién sabe, pensé. Debe ser ese tipo de cosas que la ciencia no sabe explicar y que los demás mortales (yo también soy mortal, menos mal) saben explicar como presencia divina, coincidencia del destino, o suerte. Sin embargo, sin más expectativas que la propia curiosidad, la cual se sabe es altamente expectante, me dispuse a no ignorar el mensaje que acompañaba a un asunto tan llamativo.

Acompañado de la foto que ven a continuación, el mensaje parafraseado, decía que una compañía publicitaria ofrecía un trabajo por seis meses en el cual uno debía someterse a una experiencia durísima: Recibir 100.000 dólares (U.S.) para irse de turista a la Isla Hamilton, la Gran Barrera de Coral y las playas tropicales de Queensland en Australia. Uno debería conocer amigos, compartir experiencias, publicar semanalmente en un blog fotos, videos y la bitácora de las vacaciones y al final grabar un video promocional para que el departamento de turismo de Queensland pueda publicitar sus paradisiacas playas mundialmente.


A mí me pareció que era algo sumamente difícil para muchas personas y me puso a dudar sobre si con el avance de los medios de comunicación, y la diversidad de formas de conectarse que tiene ahora el mundo, habré elegido una rama inadecuada para explotar mis potenciales competencias. Sin embargo, al pensarlo mejor, concluí que a pesar de no "gozar" con un escultural cuerpo, propicio para una campaña comercial como la que se ofrecía en el artículo, podría tener todas las competencias necesarias para participar en el concurso y terminar de oscurecer más mi chocolatoso cuerpo en una afrodisiaca playa australiana mientras mis amigos freaks morían de envidia escribiendo semanalmente en el manual.

Así que después de leer los términos y condiciones de la aplicación y estar a punto de grabar el video en mi no muy fluido inglés (aquí las condiciones para aplicar), me di cuenta que el correo decía que los videos de aplicación vencían el 22 de febrero de este año y mi amigo, precisamente me había enviado el correo el 18 de febrero, contando con que yo aplicaría. Si, fue una mala decisión el continuar con mi "importante" trabajo y enviar el "spam" para la carpeta de "leer después". En fin, ahora sólo me resta esperar otra campaña para mostrarle al mundo la gran habilidad que tengo para publicitar una playa paradisiaca en el pacífico o tal vez en el Caribe.

Nota fotos tomadas de: http://www.islandreefjob.com/

2 comentarios:

ianck dijo...

que buen trabajo

lastima que de ingles yo nada

Isaja dijo...

Que que??? de eso tan bueno dan tanto??

buu yo quiero ir a la playaaaaaaaaaaaaaaaaaaa hace muchisimo no voy :S