domingo, 1 de marzo de 2009

Factor de conversión

Hoy en Domingo de cosas curiosas que nos llegan, en el mes del tributo, en la semana en que los lectores son los que escriben, me ha llegado por correo electrónico este particular mensaje. Como cosa curiosa, además del mensaje en sí, está que este correo fue escrito por un lector (o al menos por un potencial lector, puesto que me ha pedido la dirección del blog varias veces y aún no se si ya lo ha visitado).

Respetando su decisión, nuestro potencial lector ha cedido los derechos de este artículo al blog, y en general a la red, para que sea convertido en una de esas cadenas que circulan por años y años en nuestros correos. Con ustedes Factor de conversión:

Noticias del viernes 09 de enero de 2009
El Viejo Geraldo

Ante la creciente presencia de diversos estudios científicos que han buscado poner a prueba el viejo mito que relaciona el tamaño del pie del hombre con el de su órgano reproductor, un grupo interdisciplinario de destacados investigadores del Instituto Tecnológico de Massachussets (M.I.T., por sus siglas en inglés), llevó a cabo durante dos años y medio un complejo estudio conducente a dar respuestas al asunto, con resultado asombroso.[1]

Desvirtuando, entre tantos otros, resultados como aquel del estudio realizado por el científico griego Pr. Dr. Evangelos Spyropoulos, conocido en el mundo científico por sus controvertidas propuestas y por el singular tamaño de sus manos, en el que se afirma que la relación del tamaño del miembro reproductor masculino está dada con el tamaño del dedo índice de la mano que lo sacude y no con el de los pies del mismo varón, el estudio de M.I.T. ha llevado a demostrar que, de hecho, sí existe relación entre los tamaños del pie y del falo.

El viejo mito, parcialmente, ha sido confirmado: un análisis detallado de la relación entre pies y pene, y de los factores involucrados, realizado utilizando un grupo de 20.500 hombres adultos entre los 20 y 45 años, provenientes de distintas regiones del globo, con antecedentes genéticos, educacionales y alimenticios de gran diversidad[2], llevó a la conclusión de que sí existe tal relación, y de que no es de directa proporcionalidad.

El grupo de investigadores[3] llegó a inferir, con alto grado de certeza, que la relación puede ser determinada por lo que el grupo mismo creó y llamó el Índice de San Benito .

Establece entonces el Índice (el de San Benito, no el del Pr. Dr. Evangelos Spyropoulos) un factor de conversión universal para que las mujeres que así lo deseen, puedan determinar el tamaño del pene del prójimo deseado (o para que puedan determinar el tamaño de sus pies, en caso de que el primer encuentro no haya llegado hasta tal punto).

La gráfica evidencia la relación:


Los resultados de este estudio han despertado gran interés dentro de la comunidad científica internacional (en especial dentro de los grupos de la autodenominada comunidad científica gay internacional); las revisiones más concienzudas hechas por expertos en todo el mundo, han permitido garantizar a este medio la significancia y validez de lo encontrado.

Está ahora por verse el resultado que arroje la actual investigación de un grupo de investigadores expertos de la Universidad de Oxford, sobre la relación existente entre el tamaño del pie de las mujeres y su capacidad de difamación.

El comunicado oficial se daría a finales del mes presente.

Fuente del informe: EFE.


[1] Este estudio fue publicado paralelamente en el New England Journal of Medicine y en el American Shoemaker Magazine
[2] Se excluyó a los negros.
[3] Para garantizar objetividad, el trabajo del grupo investigador (conformado en su totalidad por hombres de pies grandes, medianos y chiquitos) fue auditado por un encomendado comité de monjas benedictinas.
[4] En honor a la procedencia del Comité Auditor, y dado el conflicto de intereses surgido a partir del insistente esfuerzo del neoyorquino Profesor Isaac Weissmann (recordado entre las monjas por la impresionante extensión de su antebrazo) de dar nombre al nuevo índice utilizando su apellido (la oposición más seria vino de parte de los colegas investigadores palestino, venezolano y, en seguida, boliviano).

6 comentarios:

kxi dijo...

Por si las dudas yo estoy feliz con mi talla 39

Mauro Z dijo...

Como dijo un amigo mio cuando vio esta tabla.

Me parece el colmo, decir que los que calzamos talla 41 solo nos mide 11 pulgadas.. es desacreditante.

Anónimo dijo...

mm no se

mi bisabuela solida decir lo siguiente

no es por lo largo ni por lo grueso si no por el tiempo que dure tieso

Er dijo...

Caramba que coincidencia...42

Macaco dijo...

Solo porque los negros no estamos incluidos en el estudio, por eso no me indigno.

Pero me siento excluido... las cosas habrían sido muy distintos.

Obito dijo...

Interesante investigacion, por lo que veo deja por el piso las postulaciones de La Divina Proporcion o El Numero Aureo presente en todos los seres vivos de la naturaleza...je je je