martes, 7 de abril de 2009

¿Cómo se entra a la Bombonera?

De nuevo es otro día acá, pero en Colombia aún es Martes de Instrucciones y Pasos.

El domingo pasado, íbamos a ir a ver jugar a Boca a la Bombonera. Boca siempre juega los domingos, así que cuando llegamos y nos dijeron eso nos pareció fenómeno (como dicen acá) porque ese día íbamos a estar en Buenos Aires. Compramos un tour que incluía el transporte al estadio, las boletas en popular y un choripan. El tour costaba 190 pesos argentinos, que son más o menos 143.000 pesos colombianos. Una salvajada de plata, pero como no se sabe cuándo más íbamos a tener la oportunidad, decidimos pagarlos y apretarnos en otros gastos. El día del partido, cuando llegamos corriendo a toda de San Telmo para que no nos dejara el transporte, nos dimos cuenta que habían cancelado, y no se les había ocurrido llamar al hostel a avisar (y bueno, es que de servicio al cliente no es que sepan mucho los argentinos, a decir verdad). Algo confundidos, e indignados, decidimos ir por nuestra cuenta a La Boca, para ver el partido. Eso sí, a pesar de las muchísimas recomendaciones y advertencias que nos hacían sobre lo peligroso del barrio.

Paso 1: Tome el bus.
Muchos buses en Bueno Aires van a la Boca, averigüe cuál pasa por donde usted está y tómelo. Al llegar verá la bombonera fácilmente y además se dará cuenta que debe bajarse porque medio bus llevará la camiseta de Boca e irá a ver el partido.

Paso 2: Consiguiendo Boletas.
Ya estás mal pibe. Se consiguen en la semana. Si vas el domingo y no tienes carné del club estás muerto, ché. Guarda tus cosas personales, no dejes ver la guita, no seas despistado. Cuidado. Qué te roban te digo.

Paso 3: Buscando la reventa.
Dado que no teníamos boleta, y que pasamos "muertos" por el paso 2, decidimos preguntar con cautela y prudencia a uno que cuidaba los carros. Él nos indicó el camino a la boletería, pero al llegar nos dijeron que ya no había (claro, hago un resumen del paso 2), así que salimos a buscar el "compro boleta que sobre" al cual estamos acostumbrados en Colombia, y nada. Nadie revendiendo boletas. La gente seguía llegando, y mostrando o su boleta o su carné de socio. Y nosotros con los 10 sentidos alertas, para evitar cualquier situación desagradable (debo decir que me pareció un poco exagerado. Es decir, no me pareció TAN peligroso, sólo estar alerta, es todo. Igual había mucha policía cerca). Mientras esperábamos llegaron las barras bravas, caminando como un sólo ser agresivo y demandante de sangre. Una cosa fuerte. Entraron todos mostrando su carné, y siguieron muy seguros de ser los dueños del juego.

Paso 4: Encontrando la reventa.
Como en todo lado, los vendedores ambulantes tienen la información. Nos dedicamos a observar a uno que en especial se movía bastante y hablaba en susurros con la gente. Vendía collares y pulseras. Nos dirigimos a él, y nos dijo que esperáramos (notó con facilidad que no estábamos interesados en su mercancía). Fue a enviar a una gente de un lugar, en el cual se encontraban, hacia otro al sol, de fácil identificación, y regresó. En medio de susurros y moviendo los collares nos dijo que nos podía hacer entrar por 150 pesos (a los dos). Que sólo teníamos que pararnos, donde había llevado a los otras personas y que luego arreglábamos con el tipo de la remera (camiseta) amarilla. Un tipo que rayaba los cuarenta con una energía enorme. De ojos verdes, barba de tres días, gafas de sol en la cabeza y la camiseta oficial del Boca, amarilla brillante, que alguna vez tuvieron. El tipo, caminaba de un lado a otro juntando la gente en pequeños grupos. Le pasaban plata y los movía a un grupo donde estaban los pagos. Yo fui a separar la plata (porque tenía lo que me habían devuelto del tour, o sea 380 pesos) y ahora me iba a salir en 150 y en reventa.

Paso 5: Concretando la reventa
Cuando el tipo se acercó a unos hinchas que estaban al lado de nosotros, para concretar el negocio, nos dimos cuenta que les cobró 150 pesos a cada uno y que no les entregó nada. ¿Dónde estaba la boleta? (la cual podría ser falsa, pero la boleta). Nada. No les entregó nada. Sólo los movió unos pasos hacia donde estaban otros que ya habían pagado (pienso que como eran más de treinta personas simplemente, me debí colar ahí y no lo hubieran notado, pero bah, con esta cara de turistas...). En fin, esto se nos hizo muy sospechoso, y acostumbrados a malpensar, optamos por desertar y movernos hacia algún lado donde pudiéramos ver la conclusión de la operación.

Paso 6: Viendo la entrada.
Una vez nos el tipo acomodó a las casi cuarenta personas pagas (todas según el marrano o su capacidad de negociación), otro que estaba adelante con un radio, les entregó a cada uno un carné de socio. Upa. Jodida la cosa. Cómo hacen para tener tantos carnés de socio? En tan poco tiempo? Son falsos? Los devuelven luego de entrar? Qué se yo. El caso es que les dieron carnés, no boletas. Y por supuesto, entraron.

Paso 7: Cambiando de planes.
Por supuesto, muy aburridos, por no haber entrado, decidimos caminar hasta Caminito. Preguntando a un policía cómo llegar, nos indicó. No sin antes advertirnos de nuevo que camináramos por la acera derecha, porque por la izquierda robaban. A mí la verdad, me parecieron absolutamente iguales. Y si, vi gente no tan agradable, pero con la paranoia que tengo incorporada, jamás me sentí más inseguro de lo que me siento al caminar las dos cuadras que tengo que caminar para tomar el bus al salir de mi trabajo cualquier día a las seis de la tarde. En fin, el día cerró bien. Conocí al primo de Riquelme en Caminito, me tomé una foto con él, y me contó que el jueves jugaba Boca por Copa Libertadores. Me explicó cómo comprar las boletas por tan sólo 30 pesos, que es su valor en taquilla, y me dijo que si no las conseguía, él me las podía conseguir revendidas, por tal vez 80 o 100 pesos. Todo más barato que los 190 iniciales. Vermos qué pasa el jueves y les cuento. Un abrazo.

8 comentarios:

Mauro Z dijo...

Pues ojalá todo salga bien, y nos puedas contar tu experiencia ya desde dentro

Omaroti dijo...

Que buen articulo K. Estos textos con continuara quedan de lujo.

Macaco dijo...

Je je, por desconfiado, pero la verdad yo tampoco habría pagado sin algo a cambio.

Er dijo...

Pues hombre.., no se si te sirvan estos tips pero aquí van:
En el 2004 estuve en Bs y como buen fanático del fútbol no podía regresar sin ver a Boca en la Bombonera.
En el hotel me dieron el dato de Gofootball.com.ar (http://www.gofootball.com.ar/). No se si son los mismos que contactaste, pero por 100 pesos arg de la epoca, nos recogió una buseta número 14 con un guía con camisa Argentina #14, nos explicó en el camino la historia de Boca, llegamos al estadio a la zona de preferencia sin filas y entramos a la fila #14 y de regreso todo igual hasta que nos pusieron en el hotel. Si el presupuesto te alcanza, te cuento que vale la pena.

Obito dijo...

En el 98 estuve en Buenos Aires y es mas facil entrar al Monumental de River...soy aficionado de las gallinas y que!!!

Pero me la goce mas en un partido en La Plata, entre Lanus y Estudiantes de la Plata, al que nos invito un amigo del lugar....las barras y sus coros son de lo mejor.

kxi dijo...

Bueno, lo logré!

Luego les cuento el resto en un próximo post!

¡El que no salte es un gallina!
¡El que no salte es un gallina!
¡El que no salte es un gallina!
¡El que no salte es un gallina!
¡El que no salte es un gallina!

Sama dijo...

Qué buena, kxi. La rompiste.

kxi dijo...

Er, muchas gracias, aunque vi tarde tu comentario.