viernes, 30 de octubre de 2009

HISTORIAS EXTRAORDINARIAS

Cuando uno va a un Festival de Cine, especialmente cuando anuncian que el Primer Festival Internacional de Cine de Cali, además de la Ficción le apostará al cine arte (cine experimental) y a la no Ficción, uno debe prepararse para esperar cualquier cosa en la sala. Pero no me lo esperé, no le puse cuidado cuando leí la sinopsis, y por ser una película de la “Selección Oficial”, de verdad no me esperé que Royal Films se le midiera a pasar una película de 245 minutos de duración. Pero así fue Historias Extraordinarias, película argentina de Mariano Linás, que contó con 2 intermedios muy al estilo de las películas viejas, o de lo que ahora encontramos en el cine de Bollywood.

Que puedo decir, fueron 4 horas de película, que se sintieron como 4 horas de película, pero que, a pesar de eso, no te arrepientes de estar las 4 horas en una película (lease como, sales con el trasero cansado, pero el alma contenta). Y ¿por qué te deja contento esta película?, porque hacen apuestas, apuestas bastante arriesgadas. No podría decir si las pierden o las ganan, pero es una propuesta interesante. A ver, para no darle más vueltas al asunto, trata de lo siguiente: Historias Extraordinarias trata de 3 historias, las tres acontecidas en Argentina (aunque todos en lugares recónditos y algo rurales), y las tres extraordinarias. Pero hay que entender el significado de esta palabra. No es que sean “maravillosas”, ni es que pasen cosas “fantásticas”, simplemente son cosas que están por fuera de lo ordinario. Son ese tipo de historias que aunque son posibles en cada uno de sus aspectos, piensas que “esas cosas simplemente NO suceden”, y con esa excusa se entrejen asesinatos, apuestas, fotografías, explosiones, amores, suspenso, cotidianidad, temores, curiosidades… en fin, un sinfín de detalles que se articulan de una forma supremamente natural y completamente imposible. Lo otro interesante es el manejo. Cuando inicia, no tienes ni idea de lo que está sucediendo y te preguntas si eso adquirirá coherencia en algún momento. Cuando avanza, sigues sin tener ni idea lo que está sucediendo (incluso, varias veces te lo dicen en la cara, aparece la frase “en resumen, no sabemos nada”), pero estas realmente entretenido, y ya te deja de importar que adquiera coherencia. Y al final, te explican como a un niño como son las cosas, te dan toda la información para que lo entiendas todo, y una vez más, sales de la sala sin entender ni un poco de las 4 horas, pero seguro de que algo dentro de ti si lo entendió, y con eso te vas tranquilo a descansar (es necesario después de esto salir a descansar).

Suena suficientemente entretenido, ¿no?. Pues al director parece que no le sonaba suficientemente entretenido, porque no se quedó ahí. Decidió que estas Historias serian realmente contadas como unas historias. Primero, son contadas por “pedazos”, inician las tres historias, y luego van contando avances de cada una. Segundo, lo van contando por “capítulos” (no recuerdo cuantos eran, pero mas de 12) ya que cada “pedazo” iniciaba con un número de capítulo. Tercero, en las historias todos los personajes tenían nombre menos los tres protragonistas, así que tenemos a X (el de la primera historia), a Z (el de la segunda historia) y a H (el de la tercera historia).

No, eso aun no era suficiente, así que la historia es “contada” por un contador de historias, una voz en off que va narrando los acontecimientos. Pero el de verdad cuenta la historia, al punto que tanto las imágenes como el audio adicional pasan a un segundo plano, y son solo un apoyo a lo que esta voz nos está contando. Incluso, los personajes no realizan diálogos y cuando se les escucha hablar es diciendo cosas insignificantes, porque cuando van a decir las cosas importantes, son realmente dichas por esta voz en off. Este punto me gustó mucho, ya que muchas veces he sentido que, por ejemplo, cuando se hace una película de un libro, se pierde todas esas cosas que pasan por la cabeza de los protagonistas, o que simplemente no se pueden decir en ninguna parte de la película, pero son explícitas en los libros. Y claro, al ser una voz en off contándolo todo, pues esto es mucho más fácil. Esto se ve en toda la película, pero a manera de ejemplo, hay un momento que están contando una historia (que no es ninguna de las tres historias que están contando), y hay una chica sentada en una cafetería con sus dos “ex” y la voz dice “él anciano la hace reir como antes, pero ella lo sintió un poco forzado en sus chistes, el joven no manejo tan bien la situación pero lo notó más sincero y sintió que él la había extrañado muchísimo en esos días”, esas son las cosas que solo con una voz en off contando una historia se pueden resaltar.

En resumen, una excelente película, diferente a lo que se encuentra incluso entre las películas diferentes, una de esas joyas que se atrevió a mostrar este festival.

2 comentarios:

kxi dijo...

Lamento tanto haberte cortado ayer tan abruptamente. Mientras vos estabas disfrutando de historias extraordinarias, yo estaba con mi ordinaria historia hasta las 11.30 pm en la oficina. Sólo un tal Ismael Serrano logró sacarme de la locura. Te tengo que pasar esa música.

beatrice aguirre dijo...

Mauro, que bien!
No pudiste describirlo mejor...afortunadamente alcancé a ver hasta esa parte de Lola, y la adoro, es mi idola ahora, también adoré la manera como se cuenta la historia en voz en off.
Esta película es una propuesta tan diferente a lo que jamas habia visto en toda mi /&$·%$%$%&/& vida!!!
Tenemos que vernos par que porfa me cuentes los detalles de la ultima hora de la peli.