jueves, 1 de octubre de 2009

sayo de velarte

Hace poco hubo en mi ciudad un evento llamado "La Calle del Arte", en el cual habían cosas realmente interesantes. Lo que no me esperaba encontrar fue la primera adquisición que hice, una versión en 4 tomos de "Don Quijote de la Mancha" de hace casi 60 años. Al fin de cuentas pagué una cuota bastante módica para semejante hallazgo y me fui más que contento para mi casa (después de recorrer toooda la calle del arte con ese peso en mis manos).

A pesar de ser un clásico, en el colegio solo me había leído una cuarta parte. Justo había estado hablando que quería leérmelo ahora, ya sabiendo como se debe leer, como un sátira a los libros de caballería, como una burla, una excelente obra de humor. Y bueno, tan bien escrita que se convirtió en el icono de la literatura en español.

Así que en esa tarea estoy. No se por que no había caido en cuenta que si el libro fue escrito hace como 400 años (la primera parte fue publicada en 1605 y la segunda en 1615), el español de la época debía ser diferente al actual. Y vaya que si es diferente, es curioso ver como "el mejor español de esa época" consiste en lo que ahora son cosas relativamente inentendibles. Para la muestra basta el inicio del libro, que lo traigo hoy, un Jueves del Alpeh, para que ustedes me ayuden a develar que significa cada una de las frases:

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, y algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda. El resto della concluían sayo de velarte, calzas de velludo para las fiestas con sus pantuflos de lo mesmo, y los días de entre semana se honraba con su vellorí de lo más fino.

Así que ¿qué creen que significa?, digo, cuando te dicen "salpicón las más noches" yo me lo imagino tomando un vaso de salpicón, y si dice "duelos los sábados" para luego decir "lentejas los viernes", entonces ¿"duelo" es alguna comida que no ha llegado a esta tierra?. Y frases como "El resto della concluían sayo de velarte" me hacen quedar completamente por fuera, ¿que opinan ustedes?

Debo decir que lo he seguido leyendo, y en realidad no es difícil de entender, pero si uno se va al detalle de las palabras, suceden estas cosas. Así que espero que con sus comentarios logre obtener alguna luz del asunto.

5 comentarios:

kxi dijo...

umm bueno no soy un experto, pero supongo que tampoco un conocedor. Jajaja

Elmer Escoto R. (Likantropo) dijo...

En lo que te puedo ayudar es en lo de "duelos y quebrantos".

En aquellos tiempos era costumbre que, si alguna vaca moría o quedaba herida de muerte, se traía a la casa y se cocía su carne para comerla entre todos, amos y mozos.

Se deshuesaba la carne, y se usaban los huesos para hacer caldo.

Naturalmente, el dueño de la haciendoa lamentaba la pérdida de su res.

Por eso esa comida (una especie de sopa, o estofado) se llamaba "duelos y quebrantos".

Espero te haya ayudado en algo.

Saludos

Mauro Z dijo...

Guaoo!!! como dijo mi chica, eso es realmente hacer la tarea, en realidad me ha gustado mucho el dato, gracias Elmer

Elmer Escoto R. (Likantropo) dijo...

¿Seguiste leyendo el libro? Yo una vez que comencé casi que no podía detenerme... ¡hasta que venía un hijo o mi esposa y me devolvía a la realidad!

Saludos

Anónimo dijo...

Me agrada muxo..el despliege de imaginación..de los colisteros...pero "Duelos y quebrantos....Es un plato Manchego..que consiste en ..Huevos con Torrezno..(Trozos de tocino cortados en tiras.fritos y crujentes)
atte. E.Troncozo G.
Chile..