jueves, 13 de mayo de 2010

"Mamá, un camionero me acarició"

“Una caricia viaja a través de la ciudad hasta encontrarte…”

Hoy en el Jueves del Aleph (un Jueves del Aleph que ha sido tristemente abandonado en un blog que está corriendo con la misma suerte) no traigo una fábula para interpretar, tampoco una canción, ni siquiera una frase. Esta vez esta columna se vuelve a lo más básico y solo trae una palabra. Y es básico por el hecho de ser solo una palabra, y también es básico por la palabra en si: Hoy queremos descubrir que tantas cosas puede definir la palabra “Caricia”.

Pero a diferencia de los Aleph pasados, este Aleph no es para todos, es exclusivo, así que por favor absténganse de opinar aquellas personas que nunca han sido acariciadas y que nunca han acariciado a nadie (o a nada).

Ahora si, empecemos con la labor de hoy, que desafortunadamente no consiste en acariciar sino en Definir “Caricia”. Cuando veo la palabra caricia, cuando la digo, cuando la oigo, cuando la huelo, la primera imagen que viene a mi mente es mi mano completamente extendida, o tal vez un poco recogida (pero de manera casi imperceptible) que se posa muy lentamente, muy suavemente, sobre la piel de una espalda que se estremece ante el sutil contacto de la yema de mis dedos, los cuales muy suavemente empiezan un recorrido que sin prisa y sin pausa abarcará toda una mágica extensión.

Posiblemente esto sea lo que se pasa por la cabeza de muchos al contacto con esta palabra, pero como este es un blog serio, me pareció pertinente iniciar con lo que la RAE define como Caricia:

“Demostración cariñosa que consiste en rozar suavemente con la mano el cuerpo de una persona, de un animal, etc.”

Al parecer el que escribió la RAE y yo no estamos tan en desacuerdo. Claro, hay que tener en cuenta que la RAE tiene una segunda definición para esta palabra:

Halago, agasajo, demostración amorosa

La verdad no se que pensar sobre esta definición, ya que aunque tienen profundos elementos en común, la caricia siempre la he tenido asociada al tacto, al contacto, al acto de tocar y sentir físicamente la presión que ejerce alguna parte de un cuerpo (digamos, un abdomen) sobre la presión en alguna parte de mi cuerpo (digamos, la palma de mi mano). Pero según esta definición, cuando una chica va por la calle y algún técnico conductista (algo asi como un chofer de camión) le grita “Si tus nalgas fueran sartén ahí estrellaría mis huevos”, entonces esa chica podría llegar orgullosa a su casa a contarle a su madre que un camionero la acarició, y que aunque fue un poco guarro la hizo sonreír.

Para descubrir un poco más del asunto, fui a la siempre bien ponderada Wikipedia, y me encontré algo realmente interesante:

“Las caricias son en Análisis Transaccional cualquier tipo de manifestación de una persona, ya sea verbal o no verbal, que implique el darse cuenta de la existencia de otra. Son formas de reconocimiento de los demás y son vitales para sobrevivir y vivir, tanto físicamente como psicológicamente, so pena de que, si son insuficientes en cantidad o calidad, se padezcan serios trastornos.”

Que puedo decir más que el Análisis Transaccional siempre me ha parecido interesante, un poco ingenuo, pero interesante. Desde ese punto de vista, cuando ese compañero de colegio que se tomó su tiempo en desbaratar su único kilométrico, rasgar un pedazo de hoja de uno de sus cuadernos y volverlo una pequeña bola, decidió escogerte tu nuca como blanco de su proyectil, en realidad ese compañero te regaló en ese momento una caricia.

No se, no me convenció del todo, así que seguí buscando hasta que encontré la que para mi fue la mejor definición de toda la red, y lo encontré justamente en la Primera Enciclopedia del Beso:

“Caricia = Beso Manual”

En realidad no creo poder definirlo mejor. Pero aun así me siento obligado de dejar lo que entiendo por caricia, después de este profundo análisis:

“Método efectivo para vestir de Alma un Cuerpo”

Ahora, cuando te cruzas con la palabra “caricia”, ¿que pasa por tu mente?

4 comentarios:

Andrea dijo...

que pasa por mi mente? TU :)

ianck dijo...

algo anhelado pero mal que bien autonegado y prohibido

hay personas que por diversas cuestiones no podemos acceder a ese tipo de manifestaciones

darkayomi dijo...

Caricia, mmmmmmm...
Sublime, una caricia es simplemente sublime.
Me disculpo por mi escueta respuesta, pero no más de pensarlo se me estremeció hasta el alma.

Anónimo dijo...

pues quiero seguir pensando q puedo continuar acariciando con mis palabras, ya sean escritas o habladas... pero concuerdo con tu definicion Z... tambien es valida