viernes, 21 de mayo de 2010

Retorno - Cronologia de un concierto

7:10 de la Noche. Salgo del restaurante en el que estoy comiendo con cierto afán antes de entrar al concierto. Sólo dos meseros para atender sobrecupo en un restaurante que tiene a menos de dos cuadras un partido de béisbol y el evento al que me dirijo. Pensé que iba a llegar a tiempo, pero no se pudo. Primer choque cultural: No hay apeñuscamiento a la entrada, no hay colas, no hay tanquetas. Me revisan el tiquete y me dicen que siga. Sin aspavientos, sin visajes.

7:20 Luego de caminar por el corredor interno del coliseo buscando primero un baño y posteriormente la entrada de floor, logro ingresar a mi localidad. Está tocando la banda que abre el concierto, desconocidos para mi por completo, y aunque me esperaba un grupo de medio paquete, resultan ser todo un cañón. Segundo choque cultural: la banda que abre es excelente.

7:37 Mientras los Silversun Pickups tocan canciones que no conozco tanto, me doy a la tarea de recorrer el sitio con la mirada. Lleno completo en un coliseo de baloncesto gigantesco. Como llegué temprano para los estandares locales -la gente empezo a llegar a las 7:30-, me toca bastante cerca de la tarima. Tercer choque cultural: La gente respeta el espacio individual, pero es bastante menos efusiva que en Colombia. Hablando con Alex, un amigo mexicano, me doy cuenta de que asi es en todo USA, mientras recordamos distintas experiencias musicales emotivas en el calorcito de nuestra latinoamérica.

7:45 Los Pickups terminan, y presentan a la banda titular: "Bueno, ahora si vienen los dueños de esta escenografía, prepárense para una experiencia mas allá de lo que hayan vivido". Me imagino que para la gran mayoria de los asistentes el asunto no significaba lo mismo que para mí: indio patirrajado, bajado de la Llanada con espejo. Solo miraba los 3 rascacielos en la tarima y no atinaba a adivinar porque diablos se veian tan opacos, como si la escenografía fuera la de una película de terror de los 30. Cuarto choque cultural: En el intermedio se suben unos 20 tipos a la tarima, desarman lo de los Pickups, y montan todo lo que hace falta para el show central. No se demoran ni 5 minutos.

8:00 Como un reloj, empieza el show. Los rascacielos opacos se transforman en pantallas y sobre ellas se proyecta una animación mientras se reproduce la musica de introduccion. Me erizo con solo ver el cambio en la tarima, y creo entender por fin la magnitud del escenario. Cinco minutos después, me daria cuenta de lo equivocado que estaba; caen los telones que cubrían los tres rascacielos y se revelan sendas columnas con pantallas de leds proyectando imagenes en vivo de lo que estaba sonando sin misericordia. El concierto apenas empezaba y yo ya estaba conmovido. Un espectaculo que no habia vivido antes de laseres y luces, las pantallas y el show de estos tres fulanos cada uno en medio de uno de los rascacielos me deja atónito. Suena Uprising. Quinto choque: Los conciertos allá son muy diferentes. Allá si llevan el montaje completo.

8:12 Suena New Born. Sólo puedo pensar en la cara de envidia que van a poner Cobra, Gatopancho y Pollo Robot cuando les muestre los videos que estoy tomando. Yo soy poco efusivo en los conciertos, me los gozo muchísimo, pero voy es a ver y escuchar la banda, no a cabecearla o a saltarla. Es mi forma de percibir la música, tal vez un tanto seria, pero definitivamente mía. Eso me permite tomar un poco mejor las imágenes, pero no caigo en la cuenta de que estoy tapando el micrófono de la cámara con mi dedo índice. En mi defensa, la camara es prestada.

8:35 Antes de llegar al concierto, como buen ñoño, estudio los setlists para saber mas o menos que canciones van a tocar. Sé cual es la que sigue, pues en todas las presentaciones de esta gira la tocan a esta altura. Hacen un intro un poco largo y me impaciento. Chris Wolstenholme se adelanta en la tarima y empieza el verdadero intro de la canción con el bajo. Hysteria. Siempre había querido escucharla en vivo. La gente estalla en un grito de efusividad desenfrenada, y yo solo, a mas de 5000 Km de mi casa, disfruto el sentirme vivo con la música que me gusta. Placer infinito.

8:57 El color del concierto cambia, y como una curva empieza a descender la efusividad. United States of Eurasia de fondo, y la masa empieza a dejarse llevar por la tranquilidad y la calma del inicio. Una de las cosas que a mi más me gusta de esta banda, es la capacidad que tienen, particularmente Matthew Bellamy, para adaptar las multiples influencias al genero. Un Rock progresivo, alternativo y liviano, bastante digerible, pero fuerte. Esta canción tiene una particularidad: es muy grande la influencia de Queen en ella. Pienso en Freddie Mercury con el melancolico final de piano. Es simplemente Exquisito.

9:14 Con Undisclosed Desires se marca el minimo en la curva del ánimo. Esto implica un descenso final, y por supuesto, la consecuente subida posterior. Ambas en la misma cancion. Y aunque yo ya se lo que viene, es de esperarse que quien planea el espectáculo, busque descender para después empezar a crecer hacia un punto máximo, un "Grand Finale". Dominic Howard me recuerda una lección que aprendi de Joe Pardo: "Un buen baterista no es solamente el que hace cosas maravillosas. La parte más importante de ser un buen baterista es poder mantener el beat, y que lo que querés comunicar con la canción no se pierda". Hablabamos de Chad Smith. Aún así mi baterista preferido sigue siendo Mike Portnoy.

9:30 Starlight es la primera bocanada de fuerza en el ascenso. Me golpea fuerte en el pecho y me dice que aun no he visto nada. Aun no he escuchado nada. Me digo: que canción; transmite nostalgia, fuerza, agresividad, y la voz me recuerda al cantante de Radiohead. Me recuerda a la mona. Por la ecualizacion de la bateria suena mucho mas agresiva en vivo que en estudio. Mathew Bellamy es un monstruo en la tarima, se echa al hombro todo el show el solo, y además de que canta increiblemente bien, tiene una habilidad superior con la guitarra. Hace lo que quiere en el escenario, con el micrófono y con el público. Una verdadera estrella.

9:45 Time is running out me recuerda a Ultrasonora. La hemos tocado un millón de veces, pero que diferente les suena a ellos -jejeje-. Cada vez se siente mas fuerza en lo que se escucha, cada vez mas entrega, mas adrenalina, y esta canción es la muestra perfecta. Aprendo a tocarla bien. El cuarto músico, ese que esta a oscuras y que nadie ve, el que toca teclado cuando Bellamy toca guitarra, y guitarra cuando el otro toca piano, me impresiona; tambien se encarga de las secuencias. Es un verdadero mago, justo lo que necesitamos en Ultrasonora -otra vez: jejeje-.

9:53 Luego de un pequeño receso empieza el encore. Lo abren con Exogenesis: Symphony, Part 1: Overture. Una Obertura que me hace sentir como en una película de ciencia ficción que entra en su desenlace. Mágica, y envolvente, la música cautiva mis oidos; es una preparación, una iniciación... es un vínculo con la música, un enlace con lo magnífico, una puerta a lo etéreo. El concierto esta para acabarse, y yo estoy casi en trance. Una verdadera lástima.

10:00 Knights of Cydonia es a mi forma de ver la canción que sintetiza la escencia de la banda. Fuerte, agresiva, todo un placer para los oídos. Esa remembranza western del inicio, con el toque del fondo espacial que le da el sintetizador, son la muestra perfecta de lo que digo: Convergencia; de estilos, de historia, de corrientes... Incluso de ritmos. La voz me recuerda otra vez a Radiohead. Con el puente me demuestran que uno puede llevar una canción de un extremo a otro con solo tener muy claro el punto de llegada y el de salida. Se siente la influencia de Iron Maiden en el remate. El que discuta que esta banda es la verdadera sintesis de mil influencias diferentes en un solo estilo, no ha dedicado el tiempo suficiente a escucharlos.

10:10 Termina el concierto y salgo a esperar a que me recojan. Me recuerda cuando mi papa y mi mama me recogian al finalizar los conciertos cuando estaba pequeño. En la discoteca del frente de donde estoy esperando suena Cali Pachanguero. Me hace erizar tambien. Me transporta 5000 Km al sur. A casa. No lo habría esperado jamas.

Con Muse empecé a escribir en el manual y con Muse regreso. Espero que les haya gustado la cronología, por mi parte disfruté mucho recordándola. Ahi se oyen. Aguante Cerati!!!!!

6 comentarios:

Eltharion dijo...

Que envidia de la buena me produce su escrito, Muse vino en el 2008 pero en ese tiempo me quedó imposible ir; ahora dicen que pueden traerlos otra vez, espero que así sea, a sabiendas que no será el mismo show desde el punto de vista de escenario y organización, pero si será igual musicalmente.

Welcome back Omaroti

Macaco dijo...

Grande Omaroti

Sama dijo...

Sama likes A LOT this! :D

Elkin Alzate dijo...

Excelente artículo Vaca Robot. Podía sentirme al lado tuyo mientras describías todo el asunto y pude dejar volar mi imaginación con lo que te hubiera dicho por lo de la tapada del micrófono de la cámara... es tan profundo que prefiero guardármelo.

Salu2

mona dijo...

fantástico, como siempre mi vida....exquisito!!!!. es un gusto leerte y mas saber que piensas en mi..jaja...te amo!!!!

gatopancho dijo...

Excelente cronica Omaroti ... realmente me transportaste como espectador al U.S. Airways Center. Me voy a escuchar Muse .....