miércoles, 5 de enero de 2011

Black Swan (2010)

Lo intenté, pero fue imposible seguir esperando.

En cuanto se anunció que esta película vería la luz en los festivales de Toronto y Venecia hace unos meses, estuve pendiente de su anuncio en la cartelera nacional, comprendiendo entonces que esto sólo ocurriría hasta que fuese distribuida dentro de Estados Unidos, lo cual tuvo lugar hace apenas un mes. Fue ahí cuando, al darme cuenta de que la distribuía Fox Searchlight, llegué a la conclusión de que no la veríamos en nuestras salas mientras no hubiesen pasado los premios Oscar y se hubiese ganado alguno lo cual, después de lo visto, es casi una certeza, con cuatro nominaciones a los Globos de Oro ya encima.

Catalogada por la crítica como un "retorcido thriller psico-sexual", Black Swan (2010) es el resultado final de un proyecto que Darren Aronofsky tenía conversado desde hace casi diez años con Natalie Portman, en el cual se muestra como Nina Sayers, una bailarina de la Compañía de Ballet de Nueva York, emprende una agotadora y competitiva carrera durante años para destacarse y convertirse en prima ballerina de una de las obras de temporada. Con motivo del retiro de Beth, quien ostentaba este rol ambicionado, el director de la compañía decide dar la oportunidad a Nina para reemplazarla, con ocasión del estreno de su nueva adaptación de El Lago De Los Cisnes. A pesar de esto, Nina debe enfrentar la amenaza que representa la llegada de Lily, una bailarina que, a pesar de su inexperiencia, posee el encanto y la seducción que Nina no ha logrado obtener con sus años de práctica y que no le han permitido cumplir su mayor anhelo: ser perfecta.

La trama de Black Swan no es compleja y es predecible desde un comienzo, sin embargo no es esto lo que le interesa a su público. Se entiende, como en Requiem For A Dream (2000), que todo esto no va a terminar bien; el placer está en que el director nos cuente a través del lenguaje visual, la forma como se llega a este término: la transformación de Nina en el Cisne Negro.

Desde que vi el tráiler hasta el final de la película, fue inevitable recordar escenas de Perfect Blue (1997), donde la realidad y la ficción son una sola y donde la culpa está derramada, intencionalmente o no, sobre cada protagonista. Todos ellos actúan de forma destacada, aunque ninguno como Natalie Portman, quien, según ella misma, creyó que moriría durante la filmación debido a la dieta exigente y el entrenamiento extenuante que le demandaba su personaje. Otros méritos para resaltar de la película son su composición musical (la escena en el club nocturno entre Nina y Lily, con los Chemical Brothers de fondo, es hermosa), su edición y sobre todo, la calidad en la interpretación de las piezas de baile.

Pueden entonces esperar a que llegue a cine, después de que la premien en los premios Oscar. Por mi parte, no pude. Y no me arrepiento.

3 comentarios:

Andrea dijo...

Yo había visto algo sobre la peli dejándome con ganas de verla, pero después de esto vas a tener que prestármela.
Por el trailer pude ver que musicalmente es hermosa, además como es un poco oscura en sus imágenes genera ciertas sensaciones interesantes...
P.D: cuando me la pasas :P

jenny214 dijo...

Por fin me la vi!!!
Excelente pelicula, la musica de fondo me tuvo enganchada de principio a fin. Mas que recordarme a perfect blue, me hizo revivir ciertos rasgos de films de Hitchcock y Kubrick. la actuacion de Natalie Portman es simplemente majestuosa, magistral, muy merecido se tiene el premio a mejor actriz en los Oscar.
Esta peli (y su version pirata jejeje) ya hace parte de mi coleccion premium.

Marcela dijo...

Que riendazo. La verdad, después de mucho oír de la pelicula había un 99.9% de probabilidades de que fuese buena, pero el tsunami de anoche no lo vi venir. Te envuelve de principio a fin con una filmación que tiene sus pinceladas de anime, filme con los ingredientes perfectos, con un poquito de todo: Suspenso, erotismo, drama... Creo que desde Inception, no veía una película que me dejara sin palabras.
La actuación de Natalie Portman me recordó un poco a aquella de "el profesional" dada la naturaleza inocente de ambos personajes y cómo se ven forzados a dar el siguiente paso y dejar su incencia en el olvido, claro está que en su actuación más reciente, las condiones son un poco más... complejas, por decir algo.Sencillamente espectacular.