jueves, 24 de febrero de 2011

La marmota de Möbius


El 2 de febrero pasado se celebró, como todos los años, el Día de la Marmota en diferentes ciudades de Norteamérica. Para quien no lo sepa (y si aún no se ha visto Groundhog Day [1993], réstese también 50 mini-puntos de poder) este día se celebra la retirada o no del invierno, dependiendo de la actitud que tome la marmota según el clima que haya ese día. Por lo visto, los gringos llevan más de un siglo confiando en esta tradición, sin dejar que el bajo porcentaje de acierto en los pronósticos (30% - 40%) los desmotive. De hecho, en Wikipedia encontré un poema escocés muy bacano, que es toda una oda a la ambigüedad (y aquí en el Manual, valoramos ese tipo de detalles coquetos):

As the light grows longer
(Mientras la luz se prolonga)
The cold grows stronger
(El frío se hace más fuerte)
If Candlemas be fair and bright
(Si la Candelaria es clara y brillante)
Winter will have another flight
(El invierno volverá a coger vuelo)
If Candlemas be cloud and rain
(Si la Candelaria es turbia y lluviosa)
Winter will be gone and not come again
(El invierno se irá y no volverá)
A farmer should on Candlemas day
(Un granjero obtendrá el Día de la Candelaria)
Have half his corn and half his hay
(La mitad del maíz y la mitad de su heno)
On Candlemas day if thorns hang a drop
(Si durante ese día, el rocío cuelga de las espinas)
You can be sure of a good pea crop
(Tendrás la certeza de una buena cosecha)

De manera que, siendo esta una versión subterránea y mamífera de la pregunta ¿Por qué el pollo cruzó la carretera?, nos cuestionamos hoy en este tributo al Aleph con dos preguntas:

1. ¿Por qué si hay sol, la marmota se niega a salir?
2. ¿Por qué si hay tormenta, la marmota se atreve a salir?

Podría ser por algunas de estas razones:
  • Porque olvidó su paraguas y quebró sus gafas de sol.
  • Porque el conocimiento para la marmota platónica no está en la luz externa, sino el las sombras que proyecta adentro de su caverna.
  • Porque valora lo profundo y condena lo superficial.
  • Porque es joven y necesita el dinero.
  • Para apagar la llama de la incertidumbre. Y de paso, darse un buen baño semestral.
  • Porque sin televisión y sin cerveza, la marmota pierde la cabeza.
  • Porque salió por el hueco 'barato' (¡HEY! ¡Esto no es Copiapó! ¡Sabía que tenía que voltear a la izquierda hace seis meses!).
De cualquier forma, los inviernos seguirán pasando y la marmota seguirá saliendo o no de su madriguera, creyendo que no ha salido antes, sin recordar cuando entró; impulsada por su instinto animal sobre un mismo continuo que parece distinto, como en una Cinta de Möbius, sin necesidad de ser un fatídico limbo cortazariano (aunque durante casi dos horas, a Bill Murray se le ha debido asemejar bastante).

¿Usted qué piensa, apreciado lector? ¿Qué otras razones pueden ser la que mantienen a nuestro esciúrido amigo en esta antinomia? Puede comentar.

6 comentarios:

Marcela dijo...

sumo otra teoría:

http://www.youtube.com/watch?v=xaPepCVepCg

0:45, quizá salió a ver si hay un estanque en el que nadar...

Macaco dijo...

Ufff... que buen artículo.

Me sentí parte de la película, revolviendo cada posibilidad a ver si ocurría algún cambio, todo para que la maldita marmota siguiera saliendo a ver si tenía sombra.

Una anotación, esa película también fue traducida como "Hechizo del tiempo".

Andrea dijo...

La marmota sale para divertirse bajo la lluvia, o a quien no le ha gustado correr cuando empieza a llover....

Muy buen artículo, me acordé de muchas cosas de la película...

Mauro Z dijo...

Porque le gusta cantar... I singing in the rain!!!

Verofly dijo...

Creo que si hay sol la marmota -al igual que yo- se niega a salir porque le hace mucho calor y se puede insolar (por eso de los peligrosos rayos UV). Tal vez sea de piel delicada!!

kxi dijo...

La marmota sale porque se le acabaron las cervezas, dejó la sombrilla en el trabajo y es medio tiempo del partido. Claro, sale maldiciendo, pero dice, qué rayos, una mojadita no es para tanto.

PS: Excelente artículo Sama!